Los millonarios vencimientos de deuda que reciben a la gestión de Arabela Carreras

La gobernadora electa y el ministro Domingo proyectan dos escenarios para Río Negro en diciembre. Esperan que el mercado se normalice, “porque nosotros no tenemos un FMI al que acudir”.



Estrategia conjunta. La mandataria electa inició contactos con autoridades de otras provincias.

Estrategia conjunta. La mandataria electa inició contactos con autoridades de otras provincias.

El 10 de diciembre Arabela Carreras asumirá como gobernadora de Río Negro, pero desde ahora mira la situación económica del país y la provincia con atención.

Los pronósticos no son para nada alentadores. Los vencimientos de la deuda pública comienzan a pesar en el presupuesto. Según la estadística oficial, en el último bimestre de este año el gobierno deberá desembolsar 2.500 millones de pesos para cumplir con estos compromisos. Un número no menor, equivalente al desembolso de una masa salarial mensual.

La mayor parte corresponde a letras del Tesoro, en dólares, colocadas recientemente por Economía y con plazo de cancelación a mediados de noviembre. La otra parte, también en moneda estadounidense, pertenece a los intereses del Plan Castello, con sus pagos semestrales.

La cartera económica responderá al pago de las letras seguramente con otro título público. En julio, Río Negro colocó 44,7 millones de dólares, de los cuales, casi 3,2 millones vencen en septiembre y los otros 41,55 millones en noviembre.

A días de la asunción de Arabela, estas obligaciones –según la cotización del dólar de hoy– exigirán más de 1950 millones, que el ministro Domingo prevé responder con otro instrumento, supeditado a la evolución financiera por el proceso electoral. Simultáneamente, en diciembre, la provincia deberá pagar 11 millones de dólares por los intereses semestrales del Plan Castello, es decir, unos 500 millones más. Ambos significarán compromisos por encima de los 2.500 millones.

“Nos estamos preparando para dos posibles escenarios”, dijo días atrás Arabela en Bariloche, aunque de inmediato hizo la salvedad de que “la provincia está ordenada y en crecimiento, pero no está exenta a los permanentes vaivenes de la economía nacional”. La expectativa de máxima es que la economía se recupere y se normalicen los mercados, pero esa visión es demasiado optimista para las proyecciones que estiman las consultoras públicas y privadas. Por eso, apuntan las miradas a un complejo escenario para fin de año y la gobernadora electa se ataja al indicar que “en caso de que no mejore, todas las provincias argentinas tendremos el mismo escenario”.

La gobernadora electa trata el tema con el ministro de Economía, Agustín Domingo, que ha tenido señales de continuidad con guiños de la propia gobernadora electa y del actual mandatario Alberto Weretilneck.

La deuda que hay que pagar en el 2020, otra preocupación


La gobernadora electa anticipó que iniciaron un “diálogo” con autoridades de otras provincias para “prever esos escenarios” y agregó: “Hoy nos indica la realidad que estaríamos mejorando lentamente el contexto para poder generar inversiones, para poder seguir trabajando sobre el crecimiento”, sin justificar sus dichos con datos o estadísticas concretas.

El ministro Domingo confirmó a “Río Negro” que los vencimientos de deuda del próximo año conforman la mayor preocupación. “Vencimientos tenemos todos los años, pero con una situación normalizada de los mercados la refinanciación se trata en términos normales. En otro contexto es diferente”, dijo Domingo.

Según el ministro, la Provincia debe asumir los compromisos del vencimiento de la deuda de capital del bono 2020, que asciende a 1.800 millones de pesos, los intereses del bono 2021 cuyo monto no precisó porque “depende de la tasa” y los intereses del Plan Castello que significan 22 millones de dólares anuales. “Nosotros no tenemos un FMI como el gobierno nacional al que acudir para un préstamo. Tenemos que renegociar con los bancos, buscar fondos fiduciarios que Nación tiene. Se achican las alternativas para las provincias”, señaló Domingo.

Vencimientos

2.500
millones de pesos serán necesarios para afrontar los compromisos de deuda entre noviembre y diciembre.
1.950
millones corresponden a las Letras en dólares emitidas durante el mes de julio.

Descartan un trato diferencial a docentes

El gobierno provincial espera la respuesta de Unter acerca del aumento del 9% para este trimestre para cerrar la pauta salarial con los gremios, luego del acuerdo alcanzado con ATE.

El ministro de Economía, Agustín Domingo, descartó que la propuesta para los docentes sea superior al resto de los estatales y fundamentó que “varía en la forma en que se liquidan porque son escalafones distintos”.

Remarcó en este sentido que “el impacto en los salarios de los trabajadores es el mismo en todos los estamentos del Estado”.

“Estamos tranquilos porque el 9% ofrecido está por encima de la previsión de inflación para el trimestre”, señaló el ministro en alusión a la expectativa de que el gremio docente acepte la oferta en su próximo Congreso extraordinario.

Consultado por las previsiones para el último tramo del año, cuando los gremios vuelvan a negociar actualizaciones salariales, Domingo afirmó que “en octubre haremos una nueva evaluación en función del índice de precios que es la base con la que los gremios hacen sus planteos”.


Comentarios


Los millonarios vencimientos de deuda que reciben a la gestión de Arabela Carreras