Nación no termina de aclarar las dudas sobre el nuevo plan de subsidios

Presentó ayer en audiencia pública los lineamientos del sistema con el que busca reducir considerablemente las ayudas para usuarios de luz y gas. Reconocieron que el plan aún está en etapa borrador. Se oficializará “antes del 10 de abril”.

La audiencia pública convocada ayer por la Secretaría de Energía de la Nación para presentar el nuevo esquema de subsidios a la energía, terminó con un sabor amargo para la gran mayoría de los asistentes, ya que si bien desde el Ejecutivo se anunció que “antes del 10 de abril” se publicará la norma que pondrá en marcha el nuevo sistema, también reconocieron que el programa no está terminado, dejando así una avalancha de preguntas de los participantes y usuarios sin responder.


El plan nacional tiene dos ejes: el primero es fijar criterios de exclusión de los subsidios más tajantes que los aplicados en el actual plan de Segmentación. El gran filtro promete ser tener un vehículo -incluyendo una moto de más de 100cc- con menos de 5 años de antigüedad. Y sumando criterios para “filtrar” a quienes tienen ingresos no declarados como haber comprado moneda extranjera o tener una prepaga de salud no vinculada a un empleo formal.


El segundo eje es que se creará una Canasta Básica Energética (CBE) que determinará el consumo modelo, en pesos y en cantidad, que cada familia del país debería tener, dividida en 6 zonas climáticas y en 3 grupos según la cantidad de personas que convivan.


Las grandes novedades que dieron ayer los funcionarios es que, en función de los resultados que se obtengan al cruzar efectivamente los datos de las familias podría aplicarse un porcentaje diferencial, menor, a medida que cada grupo conviviente tenga menos ingresos.


De esta forma, con una misma CBE, la porción a cubrir con subsidios sería mayor.


En tanto que la segunda novedad es que los subsidios podrán ser parciales o incluso totales, algo que inicialmente no se había planteado en la documentación de la audiencia.


En el encuentro los funcionarios anticiparon que el informe de la audiencia será presentado el 10 de marzo y que “hasta el 10 de abril” será el plazo para que el sistema se aplique, rigiendo así para las facturas que se pagan en mayo.


En la audiencia, que tuvo como dato destacado la ausencia del secretario de Energía, Eduardo Rodríguez Chirillo, los funcionarios explicaron que el programa aún puede tener cambios, como los porcentajes variables de tope de la CBE mencionados.


Este punto, si bien podría permitir a Nación incorporar algunos de los cuestiones realizados por el cerca de centenar de participantes en el debate, también pone en dudas la legalidad de la audiencia como medida de difusión, pues no quedó en claro en la misma qué pagará cada usuario.


De hecho, los funcionarios dieron un ejemplo de CBE que arrojaba un costo total entre electricidad y gas de entre 30.000 y 40.000 pesos, que podría el tope para ingresar a los subsidios en los 300.000 y 400.000 pesos, pero luego aclararon que era solo un ejemplo hipotético.

Nación cuestionó el alto consumo de gas de la Patagonia


Entrando ya en la presentación de cómo se determina la nueva CBE que será el parámetro para definir los subsidios potenciales, el funcionario del gobierno nacional Salvador Gil cargó las tintas contra las provincias del sur del país, puntualmente la Patagonia, por tener un “sobreconsumo”.


En la presentación, Gil explicó que la zona centro – norte del país se determinó que se utiliza un 51% del gas natural consumidor para lo que se llamó consumo base, que es la cocción y el agua caliente para baños. En tanto que el 49% restante se destina a calefacción, un punto en el que señaló que se observa que “se prenden los calefactores” a partir de los 18 grados de temperatura ambiental. No presentó el gobierno ningún esquema de consumo medido en la misma línea para las provincias patagónicas.


“A misma temperatura, en el sur consumen el doble o más que en centro-norte del país, casi seguramente es por el aumento de los subsidios en el sur”, planteó el funcionario de la Secretaría de Energía. Aunque no detalló si la temperatura tomada para el cálculo, de 15 grados, es en el día, en la noche, o un promedio.


Y destacó que “En el sur hay un sobreconsumo. Si hicieran un uso racional de la energía como el resto del país, la diferencia en los días de mayor consumo es de aproximadamente 9 millones de metros cúbicos por día”.


Gil remarcó que los usuarios del sur del país, tomando para tal cuenta los ubicados al sur del río Colorado, “son el 8% de los usuarios del país, pero consumen el 30% del gas”. Y aseguró que reduciendo el consumo en las provincias patagónicas, “se podría ahorrar un 4% del gas del país, que es muy significativo a la hora de reducir importaciones”.

Amplio rechazo de vecinos y consumidores


Osvaldo Bassano, presidente de la Asociación de Defensa de Derechos de Usuarios y Consumidores (Adduc) señaló que “están perjudicando a los consumidores de forma grave. Están trasladándoles el riesgo empresario”.


A su exposición, le siguió Adriana Santagati, en representación de la Defensoría del Pueblo de Río Negro. “Advertimos que para la determinación de consumos básicos, tanto en gas como electricidad, se toman promedios que no guardan relación con los consumos requeridos en la región ya que son muy bajos los de la propuesta. En la región patagónica el frío está directamente relacionado con situaciones de vulnerabilidad”.


El ex diputado neuquino y referente nacional de Libres del Sur, Jesús Escobar, hizo un fuerte cuestionamiento al inicio de su exposición: “esta audiencia debe ser considerada nula porque el gobierno incumplió con el artículo 3 de la convocatoria a esta audiencia, en el que se establece que todo el material con el cual debíamos trabajar debería haber sido presentado el 15 de febrero y fue presentado el 24 de febrero”.


“Yo les pregunto a ustedes funcionarios de Milei ¿Dónde viven? ¿En Estocolmo? Están realizando un diseño desde las cómodas oficinas de Puerto Madero. ¿Cuándo estuvieron en la casa de un trabajador de Comodoro Rivadavia? ¿Qué saben la eficiencia energética de una casilla de un pobre de Cutral Co?”, subrayó.


La referente de la Defensoría del Pueblo de la Nación, Mariana Grosso, advirtió en su exposición que a partir de lo presentado por Energía “surgen dudas que deben ser aclaradas”, entre las que enumeró si “se toman ingresos brutos o netos, cómo consideran los ingreso en negro y si se cuentan gastos como pago de alquileres o créditos hipotecarios”.


Además, la funcionaria preguntó si en la cuenta de la Canasta Básica Energética (CBE) “qué criterio se usa si una familia no tiene agua de red y tienen que usar bombeo eléctrico y cómo se aplicará la valorización en zonas donde el servicio eléctrico es provincial”.


Grosso pidió que “se revise la inclusión del concepto de medicina prepaga” como posible criterio de exclusión, ya que enfatizó que “hace al derecho a la salud”. Y en la misma línea preguntó a los funcionarios “qué criterio se usará si el vehículo con menos de 5 años de antigüedad -uno de los criterios de exclusión- es una herramienta laboral o para el traslado de personas con discapacidad”.


A su turno, Humberto Saravia del Ente Regulador de los Servicios Públicos de Salta, advirtió que “no es lo mismo tener una aeronave o una embarcación, que tener un auto de menos de cinco años que uno compró a crédito”, para cuestionar la eliminación de los grupos de la actual segmentación que planteó va a igualar a grupos sociales muy diferentes.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios