Exclusivo Suscriptores

«Es altamente probable que el oficialismo pierda las elecciones 2023», dice reconocido politólogo

En diálogo con Pulso, Ignacio Labaqui hace un análisis de lo que dejó el cierre de listas y de los motivos de la buena reacción de los mercados. Asimismo, abordó la situación de Milei y de las internas de Unión por la Patria y de Juntos por el Cambio, y se refirió a los probables resultados de las elecciones presidenciales.

Entrevista con el consejero académico del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL), Mg. Ignacio Labaqui. Las elecciones 2023, el eje del reportaje.

P: ¿Qué balance hace del cierre de listas?
R: En Juntos por el Cambio (JxC) fue un cierre previsible, con dos precandidatos a presidente del PRO, dos a vicepresidente de la Unión Cívica Radical (UCR), y con internas en la mayoría de los distritos. En el caso de Unión por la Patria (UP), lo más llamativo fue el operativo clamor de gobernadores e intendentes que supo montar Massa en contra de la primaria entre Scioli y De Pedro. Hay algo de debilidad en Cristina, le costó mucho bajarlo a Alberto Fernández de la reelección y le costó mucho este desenlace. En circunstancias más normales, podría haber ejercido el «dedazo». Terminó por aceptar más que por bendecir la precandidatura de Massa, viendo un beneficio. Una buena performance de Massa en la provincia de Buenos Aires le puede asegurar la reelección a Kicillof, entonces uno pensaría que hay una estrategia de resistencia que tiene como escenario base una derrota a nivel nacional y en la que lo que importa es retener la provincia de Buenos Aires y una bancada de diputados leales a Cristina.

Hay una estrategia de resistencia que tiene como escenario base una derrota a nivel nacional.

Ignacio Labaqui, politólogo, sobre la situación del oficialismo de cara las elecciones 2023.

P: La reacción de los mercados posterior al cierre de listas fue positiva. ¿A qué lo atribuye?
R: El mercado tiene una visión positiva de Massa y asumió que con su precandidatura aumentó las chances de acordar con el FMI. Massa da ciertas garantías, es una figura que tiene mucha cercanía con Estados Unidos. Los mercados ven la oportunidad, no hay un kirchnerista con chances a la presidencia. Argentina es siempre un trade, no una inversión, es un lugar donde podés hacer diferencia pero no donde vayas a quedarte a largo plazo. Las acciones argentinas vienen subiendo desde antes igual, y tiene que ver con la perspectiva de cambio de política económica. La reacción del mercado tiene que ver con que, gane quien gane, va a haber un giro de política.

La reacción del mercado tiene que ver con que, gane quien gane, va a haber un giro de política.

Ignacio Labaqui, politólogo.

P: ¿Cuán factible es que Milei sea presidente de Argentina a partir de diciembre?
R: Me parece un escenario de baja probabilidad, pero no por los resultados provinciales, no les prestaría tanta atención. La única etiqueta que se me ocurre para Milei es ‘populista’. El dirigente populista asociado al economista liberal es algo que ya hemos visto. Ahora, el populismo como estrategia política se caracteriza porque la identificación del votante es con el líder. Muchos de los que votarán a Milei, no van a votar la boleta de ‘La Libertad Avanza’, sino a Milei. Yo tomo con muchas pinzas las encuestas, hay un festival de encuestas que publican cosas totalmente diferentes. Las encuestas son parte de la campaña, no alteran el voto de nadie, pero sí decisiones de inversión. Milei empieza a hacer declaraciones poco creíbles. Si alguien dice que tiene ya todos los dólares para la dolarización, tiendo a desconfiar. Pareciera que la elección está polarizándose, que la preocupación por la gobernabilidad le gana a la bronca. Pero la duda es, cuando esté Milei en la boleta, qué pasa con todos los que no fueron a votar en las elecciones provinciales y qué pasa en CABA y conurbano bonaerense, porque Milei es un fenémeno demasiado ‘AMBA-céntrico’ hasta ahora.

La única etiqueta que se me ocurre para Milei es ‘populista’.

Ignacio Labaqui, politólogo.

P: ¿Cuán parecido ves a Rodríguez Larreta de Massa, y a Bullrich de Milei?
R: Hay una superposición parcial de votantes de Milei con Bullrich. No diría que Rodríguez Larreta y Massa se parecen mucho, uno tiene más el perfil de administrador y gestor, y otro es más candidato ‘marketineable’. El lugar al que Bullrich y Rodríguez Larreta quieren llegar no es muy diferente, una economía abierta con inflación baja, macro estable y volviendo a crecer. Lo que sí es diferente es la forma. Lo de Bullrich es profundidad y velocidad, la idea de que hay una Argentina corporativa que hay que desmontar y que si uno negocia con cierta parte del peronismo no va a poder desmontar el capitalismo de amigos que ella denuncia. En cambio, la idea de Rodríguez Larreta es llegar a ese lugar de un modo más lento y negociado para lograr la sustentabilidad del proceso.

Lo de Bullrich es la idea de que si uno negocia con cierta parte del peronismo no va a poder desmontar el capitalismo de amigos que ella denuncia.

Ignacio Labaqui, politólogo.

P: ¿Qué resultados en las PASO podrían generar más turbulencias en los mercados?
R: Uno que deje a Milei muy bien posicionado para entrar y ganar el ballotage, porque genera el fantasma de la ingobernabilidad. El segundo peor escenario sería uno que proyecte un triunfo en primera vuelta de UP, no por Massa, sino por la lista de diputados, haría que el mercado lea con más detalle qué es UP, quién es quién, la composición de las cámaras. Lo que más le gustaría al mercado es una ‘carrera de moderados’ entre Massa y Rodríguez Larreta, con ventaja para JxC. La ilusión del mercado es que se pueda jubilar a Cristina, pero eso está por verse, depende no solo del resultado de la elección presidencial, sino también de la bonaerense.

Lo que más le gustaría al mercado es una ‘carrera de moderados’ entre Massa y Rodríguez Larreta, con ventaja para JxC.

Ignacio Labaqui, politólogo.

P: ¿Con qué contexto económico internacional se va a encontrar el próximo presidente de Argentina?
R: Es un contexto relativamente incierto, pero mejor que el que le tocó al gobierno de Macri. En Estados Unidos no quedan muchas subas de tasas, China está aplicando un paquete de estímulo. El ritmo de actividad de China afecta bastante el precio de los metales, se vio un pequeño rebote en el del litio. Pese a que no tenemos acceso al crédito externo, lo que pase con la tasa de la Fed te pega por algún lado, porque al subir la tasa, bajan los precios de los commodities y se desaceleran los vecinos. La disputa entre China y Estados Unidos a Argentina la pone en una situación incómoda, porque está dentro del área de influencia de Estados Unidos pero su primer o segundo socio comercial es China. Esa disputa es oportunidad para quien sabe jugar el ajedrez internacional, para otros es un desafío. La extensión del conflicto en Ucrania genera la necesidad de que Europa compre GNL, y podría ser una oportunidad si acá se tuviera la infraestructura para exportarlo.

La disputa entre China y Estados Unidos a Argentina la pone en una situación incómoda.

Ignacio Labaqui, politólogo.

P: ¿Te animás a vaticinar algún resultado para las PASO?
R: Es altamente probable que el oficialismo pierda, salvo que veamos una caída muy drástica de la inflación de acá a octubre. Sé de un solo caso en América Latina desde el año 1978 en adelante en que el oficialismo haya ganado con una inflación anual mayor al 100% en el mes de la elección, que fue el caso de Cardoso en Brasil que lanzó el plan real a fines de 1993. Desde que asumió Massa la inflación se aceleró, la brecha con los tipos de cambio paralelos se amplió, la actividad se desaceleró, y los datos de pobreza del primer semestre probablemente den más altos que los del segundo semestre del año pasado. Si gana el oficialismo en esas condiciones, sería un caso interesante para que ingrese a los libros de historia. Además, en la región la tendencia es más de cambio que de continuidad, hay un fenómeno de demandas insatisfechas que le está pegando a los oficialismos. Tiene la contracara de que los que asumen tienen luna de miel corta. En Argentina, el índice de confianza del gobierno y la la evaluación positiva del gobierno, que publica la Universidad Torcuato di Tella, correlacionan muy bien con el voto por el oficialismo de turno. La evaluación positiva del gobierno está en 15%, y la confianza del gobierno entre el 22% y el 24%, la tienen difícil. Las elecciones provinciales no se pueden extrapolar a las nacionales tan simplemente, sin embargo veo varias cosas. Primero, todos los oficialismos, salvo el caso jujeño, perdieron votos respecto de 2019. Segundo, el voto por candidatos peronistas o kirchneristas bajó, y en algunos casos es muy evidente, como en La Pampa y Córdoba. En Río Negro la performance de Tortoriello fue mucho mejor que la de Matzen, y el peronismo perdió como 8 puntos respecto de 2019.

Si gana el oficialismo en esas condiciones, sería un caso interesante para que ingrese a los libros de historia.

Ignacio Labaqui, politólogo.

PERFIL: Ignacio Labaqui


Es licenciado en ciencias políticas por la Universidad Católica Argentina (UCA).
Es magister of science in sociology de la London School of Economics and Political Science.
Es consejero académico del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina.
Es analista senior en Medley Global Advisors.
Es profesor de Política Latinoamericana y Teoría de las Relaciones Internacionales en la UCA, y de Gobernanza Regional Comparada en la Universidad del CEMA.


Comentarios