Inversiones: las claves para salir del riesgo Argentina

Diversificar es la clave para tomar decisiones de inversión, pero hacerlo en términos geográficos adquiere relevancia si se busca reducir la exposición a esta Argentina pendular e inestable.

Por Laura Pereyra (PIN Capital).

Diversificar. Es la primera palabra que aparece en el vocabulario de un asesor financiero. La usamos para provocar en quien consulta una especie de “quiebre” en su manera habitual de pensar sus inversiones de largo plazo. Sobre todo cuando caen en la cuenta de que no estaban tan “a salvo” con sus inversiones haciendo siempre lo mismo.

Se diversifica de varias formas. La primera es la preferida de los argentinos: la diversificación monetaria. En una economía de dos monedas, pensando qué parte quiero invertir en pesos y qué parte voy a colocar en dólares. Aquí separamos en dos la cartera.

Esas inversiones además ¿son todas de renta fija o son de renta variable? La segunda es la diversificación por tipo de activo en cuanto a su riesgo.

La renta fija es cuando de antemano sabemos cuánto capital involucramos y cuánto recibiremos de renta al final de la inversión. Se conocen las “bases y condiciones” antes de avanzar. Los bonos, las obligaciones negociables, el plazo fijo, entran en esta categoría: ¿cuánto puse y cuánto recibo por ese riesgo?

La renta variable en cambio, es incierta. Sabemos cuánto nos cuesta una acción, cuántos dividendos nos corresponden (en el caso de que los pague), pero no sabemos con certeza si con ella vamos a ganar (o perder) el capital invertido cuando lo vendamos.

La renta fija es cuando de antemano sabemos cuánto capital involucramos y cuánto recibiremos de renta al final de la inversión.

Laura Pereyra, PIN Capital.

La respuesta siempre es: ¡Diversificá! Y aquí viene el tercer factor a tener en cuenta: ¿tengo todo mi capital invertido dentro de Argentina? ¿O en activos argentinos?

Es por eso que hay carteras de inversión que tienen algo de renta fija con obligaciones negociables locales y algo de cedears con activos del exterior, acciones de Estados Unidos o Brasil. Este último tipo se llama: diversificación geográfica. Elijo activos con pesos de manera local, pero los dejo atados al dólar (ya que actualizan por tipo de cambio contado con liquidación).

Dentro de esta manera de repensar las inversiones, es común encontrar inversores que tienen una (o más) cuentas comitentes locales y una comitente internacional.

Alejado totalmente de la idea de que invertir en EEUU es cosa “para pocos y ricos”, el mercado se ha desarrollado tanto en tan poco tiempo que lo hace accesible para personas que quieren tener acceso a un mayor número de instrumentos.

Alejado totalmente de la idea de que invertir en EEUU es cosa “para pocos y ricos”, el mercado se ha desarrollado tanto en tan poco tiempo que lo hace accesible para personas que quieren tener acceso a un mayor número de instrumentos.

Laura Pereyra, PIN Capital.

Cuando tenemos la posibilidad de tener las dos cuentas abiertas, y podemos comparar mercados, nos damos cuenta de cuán real es la afirmación de que el mercado argentino es muy pequeño aún.

En primer lugar, una recomendación: no tiene sentido -evaluando algunos costos- operar en esas cuentas montos menores a U$S 5.000. Hay dos maneras de cobrar esos costos: hay plataformas que no cobran comisión por operación ni mantenimiento, pero cobran un “fee” o arancel de administración anual. Y las hay otras que cobran un ticker por operación (como las locales) pero no cobran gastos de mantenimiento. 

Pero, ¿por qué querría llevar dólares a operar en mercados como Nasdaq o Nyse? ¿Qué lo hace tan atractivo?

Lo que se busca es mejorar el rendimiento atado al riesgo. A través de un broker internacional puedo ir a buscar mercados más desarrollados, pero a la vez más tranquilos. El instrumento por excelencia contra el que se compara el riesgo global, es la tasa que ofrece un bono del Tesoro de EEUU a 10 años (Treasury). 

A través de un broker internacional puedo ir a buscar mercados más desarrollados, pero a la vez más tranquilos.

Laura Pereyra, PIN Capital.

A dicha alternativa no se puede acceder desde el mercado local. Hoy el rendimiento se ubica en el 4.2%. Son instrumentos de deuda muy líquidos y se consideran una inversión de muy bajo riesgo. Hoy es común que se compare cualquier activo de renta fija local (como la tasa de interés de una ON) contra el instrumento “más seguro del mundo”.

Otro ejemplo de esta estrategia de invertir por fuera del “riesgo Argentina” es que las personas olviden que se trata de algo que pueden usar en el mediano plazo y planteen su planificación tal vez, a 5 o 10 años

Reales planes de retiro donde la tasa de interés compuesto de invertir sistemáticamente en un índice como el SP500 (a través del ETF SPY) junto con ETF o fondos que sigan renta fija de EEUU hace que se consigan rendimientos atractivos y de larga duración. Un poquito de riesgo de acciones y bastante de bonos de renta fija de buena calificación de crédito

Esta estrategia se basa en el principio de que diferentes mercados y economías pueden reaccionar de manera diversa a eventos económicos, políticos y sociales a nivel global. Ya vimos la capacidad de recupero que tuvieron economías de mayor volumen a eventos tipo “cisne negro” como la pandemia o las guerras.

Ya vimos la capacidad de recupero que tuvieron economías de mayor volumen a eventos tipo “cisne negro” como la pandemia o las guerras.

Laura Pereyra, PIN Capital.

Para implementar una estrategia de diversificación geográfica, los inversores pueden considerar vehículos de inversión como fondos mutuos internacionales, fondos cotizados en bolsa (ETFs) globales, acciones de empresas multinacionales y fondos de inversión en mercados emergentes

Es importante realizar una investigación exhaustiva o consultar al asesor financiero para comprender los riesgos y oportunidades asociados con la inversión en diferentes regiones geográficas. 

El acceso a nuevos mercados ofrece la posibilidad de invertir en diferentes regiones con acceso a industrias y sectores que no están bien representados en el mercado local del inversor. Es el caso del litio por sólo mencionar un ejemplo. Es una novedad, un activo de riesgo y volátil, pero atrae a quienes creen que hay un gran potencial de renta de largo plazo. Allí el ETF es el denominado LIT, que solo se consigue a través de una plataforma internacional.

La ventaja de “fondeo” hacia esa cuenta (enviar mis dólares al exterior) es que no necesito intermediación bancaria. Es decir: desde una cuenta comitente local, puedo enviar pesos o dólares mep al broker internacional. La operación habitual es usar un cedears (KO de Coca-Cola) en pesos y convertirlos a CCL sin transferir nada a un banco. 

Quedan “hermanadas” las cuentas de inversión y hasta incluso, en plataformas locales, nos dejan ver las dos cuentas en simultáneo. Algo que lo hace mucho más práctico de lo que existía hace poquitos años atrás.

La recomendación es siempre animarse a intentarlo, obviamente con brokers de renombre y regulados. No hace falta ni ser trader, ni inventar la receta del chocolate. Con un poco de paciencia, podemos sacar parte de nuestro capital para resguardarlo de los vaivenes de nuestro país y sus políticas económicas.

El acceso a nuevos mercados ofrece la posibilidad de invertir en diferentes regiones con acceso a industrias y sectores que no están bien representados en el mercado local del inversor.

Laura Pereyra, PIN Capital.

Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Registrate gratis

Disfrutá de nuestros contenidos y entretenimiento

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora