Exclusivo Suscriptores

Leliqs: por qué son una oportunidad para Argentina, según una reconocida economista

Elisabet Bacigalupo sostiene que las Leliqs, el principal instrumento de esterilización monetaria del Banco Central de la República Argentina, podrían ser una oportunidad para el país.

En diálogo con Diario RÍO NEGRO, la economista Elisabet Bacigalupo hizo una descripción del impacto del resultado electoral en los ámbitos financieros y económicos. Asimismo, dio precisiones sobre qué puede esperarse de aquí al balotaje y en el comienzo del próximo mandato presidencial.

PREGUNTA: ¿Qué efectos tuvo en la economía el resultado electoral del domingo pasado?
RESPUESTA: El primer impacto fue de sorpresa y de estupor. Hubo un reacomodamiento de las expectativas. El lunes esperábamos una especie de calma en la Argentina. Decimos calma porque los desbalances son muy significativos, los problemas no se resuelven, y la incertidumbre va a seguir estando ahí, no es que se despeja. La reducción de las chances de un escenario de dolarización trae alguna tranquilidad. Los bancos han informado que la caída nominal de depósitos a plazo fijo se frenó, y parece ser que pasamos de una caída de depósitos en dólares a un pequeño goteo. Los bonos hard dollar cayeron el lunes, porque la mejor opción que era Juntos por el Cambio para los mercados quedó definitivamente afuera y porque hay menos cobertura en hard dollar. El riesgo país bajó un poquitito, el blue se estabilizó, los dólares financieros cedieron. Este clima de más tranquilidad relativa que va a haber hasta el balotaje se debe a la reducción de las chances de un escenario más disruptivo y a un ministro y candidato que recupera la iniciativa y que toma poder. Un tipo de cambio de $1.000 o $1.100 es altísimo en términos reales y en perspectiva histórica. Es un tipo de cambio de crisis, que no debería tener la Argentina, y que está reflejando la sobreincertidumbre y la falta total de anclas económicas y políticas. Si se anclara, el equilibrio no debería estar tan alto, pero hay tanto por ajustar que es difícil saber dónde está.

Este clima de más tranquilidad relativa que va a haber hasta el balotaje se debe a la reducción de las chances de un escenario más disruptivo.

Elisabet Bacigalupo, economista.

P: ¿Qué medidas y cambios económicos tendrán lugar en Argentina con el próximo gobierno, independientemente de quien gane?
R: Un programa o estrategia de estabilización macroeconómica, con cierta normalización del mercado de cambios y con un salto devaluatorio del tipo de cambio oficial y ajustes de tarifas. Más o menos heterodoxo, más o menos gradual, pero es inexorable. Creo que menos gradual porque hay poco margen, el primer tramo de 2024 va a ser duro. Massa probablemente vaya a una estabilización con componentes más heterodoxos, si ganara Milei irá con algo más firme y contundente en términos de ajuste fiscal, reacomodamiento de precios relativos y ordenamiento monetario. Pero es inexorable, porque no tenemos reservas, hay un cepo muy restrictivo con una brecha ya instalada arriba del 150% o 200%. Ese cepo no da para mucho más, tiene un sesgo muy recesivo. Hay que poner en orden las cuentas públicas, hay una inflación que va a terminar el año más cerca del 200% que del 150%. Massa sabe que tiene que avanzar sobre una estrategia de estabilización y una redefinición del acuerdo con el FMI. Tendrá la difícil tarea de conciliar la agenda de estabilización con la agenda de protección de derechos.

El primer tramo de 2024 va a ser duro.

Elisabet Bacigalupo, economista.

P: ¿El riesgo de una hiperinflación se ha despejado con los resultados electorales?
R: Nosotros siempre dijimos que no estaban dadas las condiciones para una hiperinflación. Para eso deben darse un conjunto de condiciones, como un desplome total de la demanda de dinero, también una convalidación monetaria e ir duplicando la expansión monetaria de manera que se hace la espiral ascendente. No tenés necesidad de hacer eso hoy porque no hay, como pasaba en los 80, un déficit fiscal explosivamente creciente. Hoy hay un problema fiscal, pero no un déficit del 10% o 15% del PBI. Sin embargo, estamos en un régimen de altísima inflación, con lo que la tasa de interés deja de ser un instrumento de política para pasar a acomodarse a la nominalidad.

La tasa de interés dejó de ser un instrumento de política para pasar a acomodarse a la nominalidad.

Elisabet Bacigalupo, economista.

P: ¿Qué solución ves para el stock de LELIQs?
R:
El tema de las LELIQs se podría ver como una oportunidad, si hacés un buen plan de estabilización, y se reactiva la demanda de pesos. Ese stock es un montón de plata que tienen los bancos ahí parada y que puede convertirse en crédito al sector privado. Si la actividad económica empieza a rebotar después de la fase recesiva inicial, con lo que la demanda transaccional de pesos empieza a crecer, puede haber un desarme virtuoso del stock de LELIQs, en un contexto de inflación declinante. El desarme no virtuoso sería que licues ese stock y le hagas un canje a los bancos por un bono a largo plazo, afectando su patrimonio y la capacidad de crédito de la economía. Hoy es un problema, porque el principal factor de la expansión de la base monetaria son los intereses que se deben pagar por ellas y que el luego el Banco Central debe esterilizar, lo que aumenta el stock de pasivos remunerados.

Ese stock (de Leliqs) es un montón de plata que tienen los bancos ahí parada y que puede convertirse en crédito al sector privado.

Elisabet Bacigalupo, economista.

P: ¿Qué proyecciones hay para el contexto internacional y la meteorología para el inicio próximo mandato presidencial?
R: A priori, el año que viene no va a ser la cosecha no va a ser tan mala como la del año pasado, y nosotros esperamos una relajación de la restricción externa. El FMI proyecta un superávit en cuenta corriente para los próximos 4 años, no solo porque se revertiría el efecto sequía, sino porque Argentina tiene lo que hoy demanda el mundo en términos de seguridad alimentaria y energética. Argentina tiene una buena oportunidad a mediano plazo desde lo productivo. Después tenemos la parte financiera, la Fed pasa de subir la tasa porque no ceden las presiones inflacionarias, a hacer una pausa, ahora dijo que habrá tasas altas por un tiempo prolongado, y todas esas incertidumbres pegan en las economías. Pero en principio y haciendo un balance no veo un mundo muy desfavorable para Argentina.

No veo un mundo muy desfavorable para Argentina.

Elisabet Bacigalupo, economista.

PERFIL
Elisabet Bacigalupo


Elisabet Bacigalupo, Responsable Equipo Macroeconómico de ABECEB.

– Es licenciada en Ciencias Económicas, egresada de la Universidad de Buenos Aires y tiene una maestría en economía con especialización en políticas públicas de la Universidad Torcuato Di Tella.
– Cuenta con más de veinticinco años de experiencia en el sector público y privado, entre los que se destaca la Secretaria de Comercio del Ministerio de Economía y Producción de la Nación.
– Es la responsable del Equipo Macroeconómico de ABECEB, liderando la gestión de los profesionales que lo integran.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Comentarios