Qué es el riesgo país, por qué baja y qué efectos tiene en la economía argentina

Es una medición realizada por el banco JP Morgan, y es un proxy de la probabilidad de imcumpliento de pagos por parte de un país. El riesgo soberano argentino se ha reducido recientemente, y su comportamiento es clave para los planes del Gobierno nacional.

El riesgo país de Argentina se ha contraído significativamente en lo que va del año, sobre todo en los últimos días. Es una variable que suele ser incluida en los reportes bursátiles, y que tiene implicancias en la macro y la microeconomía

El riesgo país, también conocido como riesgo soberano, es una medición que el banco JP Morgan construye para diferentes países, y refleja el diferencial de tasas de interés en dólares que los agentes de una determinada nación deben pagar para acceder a financiamiento del resto del mundo. La tasa de interés de referencia es la fijada por la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) a 10 años. 

El riesgo país es, entonces, una prima de riesgo asociada a las condiciones específicas de un determinado territorio, como por ejemplo la coyuntura política, el régimen macroeconómico, la seguridad jurídica, historial crediticio, etc.  

Un riesgo país alto se asocia a una alta probabilidad de no pago por parte de la nación en cuestión.

Se relaciona inversamente con el precio de los bonos soberanos en dólares, y un riesgo país alto se asocia a una alta probabilidad de no pago por parte de la nación en cuestión

El indicador se mide y reporta en puntos básicos (pb). Por ejemplo, por el solo hecho de estar radicada en un país cuyo riesgo soberano es de 500 pb, una empresa deberá pagar un 5% adicional de interés en caso de acceder a un préstamo del exterior.  

Riesgo país en baja 


El riesgo país es noticia en Argentina por la importante baja que registró en los últimos días. El pasado lunes, el indicador llegó a 1.205 pb, su nivel más bajo desde septiembre de 2020. Desde que comenzó el año, acumula una baja de más de 31%, y de más de 37% desde el pico alcanzado el 9 de enero último. 

Esta compresión está asociada a los cambios económicos acontecidos tras la asunción del presidente Javier Milei, quien en más de una ocasión ha manifestado su intención de respetar los contratos vigentes y honrar los compromisos asumidos

Dato

31%
Caída del riesgo país de Argentina en lo que va del año 2024.

Dos de los cambios más importantes en la economía nacional luego del traspaso de mando radican en la importante acumulación de reservas internacionales del Banco Central, y en la obtención de superávits fiscales financieros desde enero. 

Con estos elementos, la eventualidad de que Argentina entre en cesación de pagos con algún agente extranjero se considera menos probable. No obstante, pese a la baja reciente, nuestro riesgo país es todavía 4 veces mayor que el promedio de Latinoamérica. Por ejemplo, el riesgo país de Brasil es de 196 pb, el de Chile de 103 pb, y el de Uruguay de apenas 75 pb. El de Argentina es de más de 1.200 pb. 

Qué implica una baja del riesgo país 


Una compresión de este indicador significa que los agentes de nuestro país deben pagar menos a sus prestamistas del exterior para compensar el mayor riesgo asociado a la Argentina. Es un elemento clave en la evaluación de grandes proyectos de inversión en territorio nacional, por cuanto la tasa de la interés empleada en la proyección de los flujos financieros es menor, y la rentabilidad esperada mayor. 

Asimismo, de sostenerse la baja del riesgo país, podría redundar en más alternativas de financiamiento en moneda extranjera para agentes públicos y privados de Argentina, lo cual es fundamental considerando la intención del Gobierno de desarmar los controles de cambio una vez que las condiciones estén dadas

La posibilidad de acceder a financiamiento menos oneroso para las empresas podría ser un elemento clave en la estrategia de fomento de grandes inversiones. 

El proyecto de la nueva versión de la Ley de Bases incluye, en su título 9, el denominado Régimen de Incentivo para Grandes Inversiones (RIGI). El mismo incluye reducciones y estabilidad tributarias para proyectos de más de 200 millones de dólares. La posibilidad de acceder a financiamiento menos oneroso para las empresas podría ser un elemento clave en la estrategia de fomento del Gobierno. Por ahora, los países vecinos siguen luciendo mucho más atractivos para los grandes capitales extranjeros.


Temas

Riesgo País
Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Registrate gratis

Disfrutá de nuestros contenidos y entretenimiento

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora