Chau al «plan freezer»: Sergio Massa y los cuatro precios que descongelaría tras las elecciones

Tras la devaluación del pasado 14 de agosto y para morigerar la pérdida de poder adquisitivo, el Gobierno había decidido impedir las subas de algunos precios. El congelamiento de varios de ellos termina este mes.

Hay una inflación real y otra contenida. La primera la vemos a diario cuando hacemos las compras, o mensualmente cuando se publican los alarmantes índices de inflación. La segunda es imperceptible aún, pero es inflación futura fruto del no sinceramiento de varios precios de la economía que, con fines electoralistas, ha decidido Sergio Massa.

Tras la devaluación del 22% del 14 de agosto, acordada por el ministro de Economía con el Fondo Monetario Internacional (FMI), se ha decidido implementar un paquete de medidas tendientes a compensar parcialmente los efectos inflacionarios y a no erosionar el caudal de votos del oficialismo de cara a las elecciones del próximo domingo.

Algunas de esas medidas consisten en el congelamiento transitorio de precios clave de la economía, que en algunos casos vence el 31 de octubre. De no haber una extensión del «plan freezer», es esperable un significativo encarecimiento de estos bienes desde noviembre mismo.

Los 4 precios que el Gobierno podría descongelar el 1 de noviembre son los siguientes.

Combustibles


El 31 de octubre finaliza el congelamiento del precio de los combustibles, que Sergio Massa había acordado con las petroleras en agosto tras aplicar una suba del 12,5%.

Los combustibles son un insumo clave de la economía, de notable injerencia en la formación de otros precios, por lo que el sinceramiento de este precio podría tener un efecto considerable en la inflación.

Medicamentos


En agosto, el Gobierno había acordado con los laboratorios el congelamiento del precio de los medicamentos. El mismo finaliza el 31 de octubre.

De no existir una prórroga de la medida, el descongelamiento de estos precios tendría un impacto particularmente fuerte en el poder adquisitivo de los jubilados desde el mes que viene.

Dólar oficial


Gran parte de las turbulencias económicas que estamos viviendo los argentinos por estos días tiene que ver con la probabilidad de que, tras las elecciones, Sergio Massa aplique un nuevo salto devaluatorio del tipo de cambio oficial.

Es que junto con la devaluación del 22% de agosto, el Gobierno decidió dejar fijo el precio del dólar oficial mayorista en $350 hasta el 31 de octubre. Las expectativas llevan a que muchos empresarios remarquen precios anticipadamente, o bien a no actualizarlos y suspender ventas a la espera de novedades.

El tipo de cambio oficial es un precio clave de la economía, debido a que nuestra matriz productiva es fuertemente dependiente de los insumos importados.

Automóviles 0km


El 31 de octubre finaliza el congelamiento de precios de nueve modelos de automóviles 0km, acordado en septiembre entre la Secretaría de Comercio y las fábricas automotrices radicadas en Argentina.

Los modelos incluidos van desde pequeños automóviles hasta pick ups, por lo que su actualización impactaría en clases sociales de altos ingresos y/o en la estructura de costos de algunas empresas.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Exit mobile version