Económicos, limitados y cómodos: los nuevos muebles de Milán

No sólo se busca tendencia y estética sino que las empresas desarrollen estrategias de ventas perfectas.




1
#

2
#

3
#

TENDENCIAS HOGAR

Quien viaja estos días a Italia no puede soslayar la crisis financiera en este país. En la feria de muebles y diseño de Milán, Salone Internazionale del Mobile, de referencia mundial, el protagonismo ya no lo tienen sólo las últimas tendencias estéticas. El sector del diseño está buscando sobre todo ideas que abran el mercado a nuevos grupos de compradores.

“Ya no basta con ofrecer productos innovadores y de alta calidad”, dice Claudio Luti, presidente de la empresa organizadora de la feria milanesa, Cosmit. “La competencia es demasiado fuerte. Las empresas deben desarrollar sobre todo una estrategia de ventas perfecta”. En estos tiempos del comercio por Internet, el precio es un instrumento importante para conquistar nuevos clientes. Llama la atención que muchos fabricantes lancen al mercado actualmente productos más baratos.

Fritz Hansen, conocido por la fabricación de productos caros, presenta el “Ro”, un sillón diseñado por el español Jamie Hayon, que se venderá por poco menos de 2.000 euros (2.600 dólares). El fabricante e15 vende la nueva silla “This That Other”, de Stefan Diez, por 250 euros. La construcción del producto es sencilla y, por tanto, su fabricación es más barata.

Los distribuidores apuestan cada vez más por los consumidores jóvenes y los que aún se sienten jóvenes. Por esto, este año continúa la tendencia de que muchos diseñadores menores de 40 años están conquistando el mercado. Entre ellos Benjamin Hubert, nacido en 1984, quien trabaja con sus sillas de punto “Cradle” y “Membrane” para Moroso y Classicon.

Una fuerte presencia en la Salone tuvo el diseñador alemán Sebastian Hernker, nacido en 1981. Pulpo muestra como novedad su mesa auxiliar “Layer” y Moroso la silla “Bangoli”. El fabricante Very Wood presenta la nueva tumbona de Hernker, “Unan”. Luca Nichetto, nacido en 1976, es el principal representante de esta generación de diseñadores en Italia. La exposición de sus productos diseñados en cooperación con el japonés Ok Sato fue uno de los momentos culminantes del último Salone.

Además de la ampliación de los grupos de compradores, la reducción y la lentificación son una respuesta a las nuevas condiciones del mercado. La empresa japonesa Maruni Wood Industries sigue de manera consecuente el concepto “Slow Brand”. “No queremos desarrollar tantos productos”, explica Naoto Fukasawa, director creativo de Maruni. Este año sólo se agregaron al programa un banco de Jasper Morrison y una silla plegable de Fukasawa.

La casa de diseño Established & Sons ha optado por un camino bien diferente: en la Salone mostró únicamente piezas individuales, entre ellas un objeto para la pared de Zaha Hadid y trabajos de Barber Osgerby. La idea de Established & Sons consiste en reducir la oferta para incrementar la demanda. Además, este fabricante, especializado hasta ahora en diseño, está incursionando en el mercado del arte. Desde hace algunos años, Special Editions también está cada vez más presente en el mercado de los consumidores. Artek presentó en Milán también una nueva edición de su legendario taburete de Alvar Aalto.

En tiempos de crisis la gente busca seguridad e intimidad entre los propios cuatro paredes. Por esto, la comodidad es importante. Por fin está permitido nuevamente decorar el hogar abundantemente. Por esta razón, la empresa de muebles Arper, por ejemplo, también está fabricando ahora accesorios, almohadas y fundas.

Incluso Konstantin Grcic, que normalmente da mucha importancia a los productos voluminosos, está ampliando su oferta para los espacios de comodidad. Grcic ha diseñado para Magis “Traffic”, toda una colección de sofás y sillones. Además, se va a lanzar al mercado su serie de sillas “Parrish”, fabricada por Emeco.

dpa


Comentarios


Económicos, limitados y cómodos: los nuevos muebles de Milán