El arriaguismo comenzó a bajar su proyecto de seguridad 9-08-03





SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El especialista en cuestiones de seguridad Marcelo Fabián Sain, que acompañó a Juan Pablo Cafiero en el proyecto para limpiar la «bonaerense», realizó un diagnóstico sobre la situación en Río Negro y dijo que los intendentes y concejales deben involucrarse en las estrategias de seguridad Mientras acompañó a Cafiero, Sain se ocupó de investigar la connivencia entre intendentes y comisarios del Gran Buenos Aires en negocios oscuros, y llegó a Bariloche acompañado por Julio Arriaga, Graciela De Biase y Julio Acavallo.

Saín es autor de los libros «Los levantamientos carapintada (1987-1991)», «Elementos de la Ciencia Política» y «Seguridad, democracia y reforma del sistema policial en la Argentina».

Sobre su experiencia en Buenos Aires explicó que «el sistema de seguridad pública se estructuraba sobre la base del sistema político provincial de la década del 90', y había un vínculo muy fuerte en ciertas actividades delictivas regenteadas por la policía, y el amparo político. Esto quedó probado ahora. En algunas intendencias han aparecido enormes establecimientos que se dedicaban al desguace de autos, una de las industrias delictivas más violentas y que mayor cantidad de homicidios dolosos provocó. Si durante años esto funcionó así, es porque comisarios e intendentes eran conniventes o participaban del negocio delictivo», afirmó El experto comentó que «desde hace 10 años, surgieron emprendimientos delictivos con un importante nivel de organización, que forman casi consorcios criminales. Entre esas actividades se destaca el robo y desguace de autos y la venta de autopartes, que van de la mano con el tráfico y comercialización minorista de drogas, el robo de mercaderías en tránsito, el robo organizado de ganado y el tráfico de armas de puño, que es casi un recurso logístico de estas organizaciones criminales.

Sobre la realidad de Río Negro opinó que existían tres problemas delictivos, y los dividió así: «en las regiones urbanas que han sido objeto de una urbanización no planificada, como Cipolletti o Bariloche, donde existe pobreza, marginalidad y exclusión social, con deterioro de la calidad de vida, el delito que más creció es el robo a mano armada. Después están los delitos rurales y el robo sistemático de los piratas del asfalto, y el corredor de droga que va hacia Chile y de Chile hacia el Atlántico».

El especialista aconsejó «descentralizar la seguridad en estas grandes ciudades, donde el intendente o los concejos deben apropiarse de funciones de control, coordinación y participación en el establecimiento de estrategias, junto con la provincia, porque hoy no tienen ningún tienen intervención institucional en esas estrategias».

Finalmente, como resultado de su diagnóstico, Sain entendió que había que «modernizar la policía de Río Negro, hacer un mapa del delito y establecer estrategias focalizadas, con autoridades dispuestas a conducir».


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El arriaguismo comenzó a bajar su proyecto de seguridad 9-08-03