El Banco Mundial otorgó el crédito y respaldó el programa

Son 600 millones y se destinarán al Plan Jefes y Jefas. Permitirá financiar más de la mitad del programa. Anunciaron que podrían otorgar nuevos préstamos.



El representante del BM otorgó ayer al gobierno un préstamo para ayuda social y consideró que el año 2003 será mejor para el país.
El vicepresidente del Banco Mundial, David de Ferranti, brindó ayer su respaldo al programa económico argentino al afirmar que lo peor de la crisis "va quedando atrás" y que ahora se ven señales de "nuevas oportunidades" para el país.

De Ferranti expresó estos conceptos durante la ceremonia en la que se firmó un nuevo préstamo de la entidad de 600 millones de dólares destinado al Plan Jefas y Jefes de Hogar, acto al cual asistieron el ministro de Economía, Roberto Lavagna, su par de Trabajo, Graciela Camaño, y el director del BM para Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay, Axel Van Trotsenburg.

"El pueblo argentino ha vivido una etapa de grandes dificultades y mucho sufrimiento", expresó de Ferranti, quien señaló que ahora "las etapas más difíciles van quedando atrás y se vislumbran nuevas oportunidades".

Además de los 600 millones de dólares para el Plan Jefes y Jefas de Hogar, Van Trotsenburg afirmó que la entidad tiene en carpeta pendientes de desembolsos para Argentina otros 1.886,3 millones correspondientes a préstamos que quedaron suspendidos en noviembre de 2002. "Es nuestra intención reactivarlos lo más pronto posible. Esperamos que una parte sea este año", dijo.

Además, la entidad negocia con la Argentina otro préstamo por 500 millones de dólares para planes de salud y avanza en un financiamiento para nuevos programas de educación y tiene en estudio otros 1000 millones de la Corporación Financiera Internacional (CFI) para exportaciones.

Por otro lado, De Ferranti insistió en brindar señales de respaldo al programa económico del gobierno.

Señaló que "los cambios producidos en los últimos 12 meses han permitido que los exportadores tengan mejores oportunidades", en una obvia alusión a la salida de la convertibilidad, lo cual consideró "es clave para el desarrollo".

El vicepresidente del BM sostuvo que "la situación global presenta indicios que el 2003 puede ser mejor que el 2002" y agregó que el acuerdo de la Argentina con los organismos de crédito "otorgan confianza ante la comunidad internacional"

De Ferranti agregó que para el BM "es un honor asociarse al Plan Jefes y Jefas de Hogar" y reafirmó que la relación con Argentina "trasciende la emergencia" ya que el objetivo es apoyar un "programa de crecimiento sostenido con equidad social".

Por su parte, Lavagna destacó que pese a la difícil negociación con los organismos de crédito "en ningún momento se interrumpieron las relaciones" con el BM y enfatizó asimismo que la política social "forma parte de la política económica del Gobierno".

"En un país como el nuestro, cuyos habitantes atraviesan tan grave situación no hay una política económica separada de un plan social", agregó.

Por su parte la ministra Camaño, destacó que el Plan Jefas, "tiene un certificado de calidad" al haber logrado este crédito y que el BM destacó la eficiencia de la prestación, "que está a la altura de los que se aplican en otros paises, incluyendo los programas para pobres en Estados Unidos".

Por su parte, De Ferranti dijo que los 600 millones de dólares están destinados a "apoyar en forma efectiva a los sectores más postergados de la población" y comprometió la ayuda de la entidad en auxilio de los sectores sociales más postergados.

"A medida que el Gobierno lo vaya solicitando habrá desembolsos mensuales", explicó tras aclarar que "no debe cumplir ninguna condición especial" para obtener los pagos mensuales. El Programa Jefes y Jefas de Hogar Desocupados tiene un presupuesto para todo el año de 3.500 millones de pesos y con este préstamos el gobierno ya cubre unos 2.100 millones de esa partida.

"Esto nos permite trabajar con mayor holgura", reconoció Camaño, quien fue increpada por piqueteros por haber suspendido planes sociales (ver aparte).

El país deberá pagar la primera cuota del préstamo en octubre del 2007 y lo debe cancelar en marzo del 2016. Argentina ya tiene otorgados préstamos por 1.800 millones, que habían sido suspendidos con el default.

Ayer mismo el Ejecutivo firmó el Convenio que permitirá financiar los Planes. (DyN, Télam)

El convenio ya fue aprobado

El Ejecutivo aprobó el modelo de Convenio de Préstamo para el financiamiento del proyecto referido al Programa Jefes de Hogar que suscribirá Argentina con el BM por 600 millones de dólares.

El decreto 144/03 publicado ayer en el Boletín Oficial aprueba ese modelo y autoriza al ministro de Economía o a funcionarios que éste designe, a suscribir en nombre de Argentina el mismo.Estos también están autorizados a introducir modificaciones al modelo de Convenio, siempre que éstas no constituyan cambios fundamentales ni al destino de los fondos. (Télam)


Comentarios


El Banco Mundial otorgó el crédito y respaldó el programa