El caudal de los ríos se mantiene normal



ROCA (AR).- La posibilidad de que las represas tengan que erogar más agua de lo habitual por estos días quedó descartada ayer ya por Defensa Civil de Río Negro. Al menos hasta hoy, no se han registrado importantes precipitaciones que alteren el caudal de los ríos Limay y Neuquén pero no se descarta que para el próximo fin de semana aumenten las erogaciones de los embalses por una posible lluvia.

Los 1.620 metros cúbicos por segundo de agua que fluyen en el Negro no ha modificado sus valores pero nada dice que el panorama para las zonas más afectadas por las crecidas esté resuelto.

“La situación es normal, el clima está ayudando y todo se mantiene como está, estamos en los niveles normales de agua. Esperemos que siga así hasta el fin de semana”, dijo ayer Jorge Amaro, titular de Defensa Civil de la provincia.

Sin embargo, las familias del barrio roquense de Paso Córdoba no opinan lo mismo. Para ellos, una lluvia es preocupante ya que la cercanía de sus casas al río Negro es una amenaza que está presente.

Tal de así que una familia de esa zona que lleva años viviendo al margen de la rivera afirmó con angustia que “nunca el río subió de esta forma”.

También, aseguran que si esta situación no cambia con el correr de las horas “tenemos miedo de dejar nuestras casas”.

De cualquier manera, el trabajo que desde hacen cuarto días hacen Defensa Civil y Obras públicas dejó en claro que “la construcción de nuevos terraplenas con motoniveladoras en la rivera de Paso Córdoba servirán para proteger a esa zona en el caso de que el caudal del río suba hasta los 2.000 metros cúbicos por segundo”.

Desde el jueves, las poblaciones ribereñas de los ríos de la región se mantienen en alerta máxima debido a los altos niveles de erogaciones de los embalses, algunos de los cuales se encuentran en la fase de “atenuación de crecidas” (etapa en que las operadoras deben atenuar los niveles para enfrentar otras eventuales crecidas).


Comentarios


El caudal de los ríos se mantiene normal