Logo Rio Negro

El “cero” que altera las estadísticas

Roca cerró el sábado una nueva semana epidemiológica. El descenso en la cantidad de contagios de covid-19 reportados por el Ministerio de Salud de la provincia fue importante con respecto a la semana anterior.

Durante los siete días que transcurrieron entre el domingo 6 y el sábado 12, fueron 199 las personas con domicilio en la ciudad que se sumaron a la lista oficial de positivos de coronavirus.

En el período ubicado entre el 30 de mayo y el 5 de junio habían sido 287 los infectados incorporados al Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentina (SISA).

Ahora bien, la buena noticia de la desaceleración en el ritmo de transmisión del virus no alcanza a tapar otro dato relevante, que Roca arrastra desde el principio de la pandemia.

Esas estadísticas no son confiables, porque Roca volvió a dejar de procesar hisopados los domingos.

Durante esas dos últimas semanas, la ciudad registró casos positivos sólo en seis jornadas, alterando toda posibilidad de hacer un seguimiento riguroso sobre la evolución de la enfermedad en medio de la segunda ola (que bien podría llamarse tercera ola en esta zona, porque hubo picos en octubre del 2020, en la primera semana de enero y en mayo de este año).

Ayer volvió a ocurrir lo mismo, por lo tanto serán tres las semanas consecutivas con irregularidades en el conteo.

El origen de esa distorsión está identificado y es legítimo, porque esas jornadas sin actividad en el laboratorio del Francisco López Lima son las de descanso para el reducido plantel profesional que se encarga de procesar las muestras de PCR.

Lo que resulta difícil de justificar es que un año después de poner en marcha ese valioso servicio, los responsables del sistema público de salud no hayan podido implementar un mecanismo alternativo de análisis de muestras cuando el equipo del hospital no trabaja.

Podría pensarse en forma benévola que cerrar un día el laboratorio no representa una alteración grave, porque en definitiva esos hisopados realizados durante el fin de semana se procesan desde el lunes y en definitiva, la cifra semanal incluye a los casos no registrados los domingos.

De hecho, algo de eso parece surgir de la evolución de positivos informados durante los últimos 15 días.

Partiendo desde el 0 del domingo 6, la secuencia diaria posterior fue de 32, 53, 45, 30, 26 y 13 casos.

La semana anterior el ritmo diario de contagios fue 0, 56, 48, 55, 41, 40 y 47.

No brindar información oficial para aclarar si efectivamente se trabaja de esa manera y dejar todo librado a las interpretaciones particulares es poco serio. Además, debilita la fortaleza que deberían tener las autoridades sanitarias.

Y se trata de una situación grave, porque precisamente las estadísticas oficiales son las que se miran cada semana para determinar las medidas de restricción en el movimiento de Roca y de todo el Alto Valle.

La manipulación recurrente de los números que conforman la base de esas decisiones también explica en parte las rebeliones vistas en la ciudad en los últimos días.

La credibilidad está afectada y cuando eso ocurre resulta muy difícil lograr consensos para implementar pautas preventivas de alcance general.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


El “cero” que altera las estadísticas