El Concejo trata de cambiar la oferta de Indalo

“Siempre y cuando no se modifique su espíritu”, dijo Marcelo Gamarra a los ediles respecto de cómo se pondrían achicar los costos. Habrá una nueva reunión el viernes.



#

Los concejales de la capital neuquina continúan estudiando la adjudicación del transporte público de pasajeros.

NEUQUÉN (AN).- La adjudicación del transporte público de pasajeros a la empresa Indalo, en un proceso que lleva más de dos años, parece haberse trabado en el Deliberante. Los concejales recibieron ayer a Marcelo Gamarra y a Julieta Bacci, los funcionarios del Ejecutivo que manejan el tema, pero en lugar de acercar posiciones, los concejales reclamaron precisiones y cambios sobre las condiciones de la adjudicación. Los representantes de Une volvieron a patear el tablero y, además de ratificar que no votarán el expediente, se levantaron de la reunión, confirmando las diferencias internas del frente municipal (ver aparte). Desde la oposición, Marcelo Bermúdez (Recrear), Luis Acuña y Mario Pilatti (MPN) reclamaron precisiones de cara a la próxima reunión, que fue apurada para el viernes -la comisión se reúne los lunes- y en la que se verá un panorama más claro respecto del futuro de la adjudicación. Si bien el viernes pasado, en otra reunión extraordinaria de la comisión, se acordó volver a juntarse ayer, los funcionarios municipales llegaron al Concejo para un encuentro cerrado con los jefes de bloque. Finalmente se abrió el juego y, además de sumarse concejales, se resolvió que fuera abierta. El temario, dispuesto el viernes pasado, se limitó a dos puntos: la diferencia de más de 10.000.000 de pesos entre la oferta que presentó la empresa y el costo del servicio que estimó la comisión que de preadjudicación y el sistema de transbordos. Por el primer punto, Gamarra confirmó que la preadjudicación es sobre la oferta de la empresa y bajo sus condiciones, es decir, por 95 millones de pesos, aún cuando en las observaciones se apunte que el costo del servicio debería ser menor. De todos modos aclaró que “siempre que no se desnaturalice la oferta, se pueden hacer cambios”, abriendo la puerta a la bajar algunos costos, por ejemplo, modificando los plazos de amortización de los colectivos nuevos. El argumento no dejó conformes a los concejales, que encontraron incongruencias en el dictamen de preadjudicación. Los transbordos fueron otro de los puntos objetados. Bermúdez, puntualmente, pidió que se modificara el sistema para 9 de las 25 líneas de colectivos que se prevén en el nuevo esquema. “No se le puede pedir a nadie que para hacer 30 cuadras se tome dos colectivos”, dijo en referencia a los empalmes que se deberán realizar para llegar al centro desde algunos barrios de la ciudad. Por el momento y a pesar de que se realizaron cuatro reuniones consecutivas en dos semanas para avanzar en el tema, la preadjudicación a Indalo no llegará al recinto. Además, ayer se conoció que la oferta de Indalo venció el 14 de julio, por lo que la empresa deberá ratificar los números o actualizarlos, lo que podría retrazar aún más el proceso.

Luis García


Comentarios


El Concejo trata de cambiar la oferta de Indalo