El deseo y la coherencia del Loco Bielsa

El DT del Athletic de Bilbao, de cara a las dos finales. “Sería muy triste perderlas”.



#

El entrenador argentino metió al equipo vasco en una final europea después de 35 años.

Exterior

AP

“Llegar a dos finales es valioso, ganarlas mucho más. Sería muy triste perderlas”, comentó Marcelo Bielsa, el entrenador del Athletic de Bilbao, quien está ante dos definiciones que mantienen en vilo al pueblo vasco. El Athletic arribó a su segunda final en un torneo europeo, después de 35 años de la histórica temporada 1976-1977. Además, el equipo vasco deberá dirimir la Copa del Rey ante el Barcelona “No creo que uno debe darse por satisfecho por llegar a una final”, apuntó, aunque admitió que el simple hecho de estar en el partido decisivo por un título ya es motivo de satisfacción. “Estoy satisfecho con llegar a una final o a las dos finales, como todo el mundo está satisfecho. Para mí significa lo mismo que para los jugadores y el club. Soy una parte más”, señaló. Sobre su rival, admitió que teme especialmente el poder ofensiva del Atlético Madrid y a su estrella goleadora, el colombiano Radamel Falcao. “Tengo una opinión inmejorable de Falcao. Es un jugador fantástico”, explicó el ‘Loco’ sobre la estrella colombiana del equipo ‘colchonero’, que ya dio el título a su ex equipo, el Porto, el año pasado en la Europa League, donde acabó con un récord de 17 goles. “Espero que el rasgo más importante del Atlético, su pegada, no se haga visible”, señaló. Bielsa coincidirá con su compatriota, Diego Simeone, el actual entrenador del Atlético, a quien dirigió en la selección argentina, aunque ha apuntado que han preferido guardar las distancias hasta después del partido de Bucarest. “Acordamos con Simeone no hablar hasta después de un mes de la final”, comentó el técnico de los ‘leones’. “Yo lo que quiero es ganar la final por encima de quien entrene al equipo adversario”, insistió. Bielsa llegó al principio de la actual temporada al banco del Athletic y Simeone hizo lo propio en el Atlético en diciembre, tras la destitución de Gregorio Manzano.


Comentarios


El deseo y la coherencia del Loco Bielsa