El Ejército controlará a las personas aisladas por el virus en Bariloche

Así lo informó la gobernadora Arabela Carreras tras una reunión que mantuvo este miércoles con Gennuso, funcionarios y representantes de la Escuela Militar de Montaña para coordinar los operativos. Hay 376 pacientes que contrajeron la COVID-19 en esta ciudad y más de 800 aislados.





La gobernadora Arabela Carreras encabezó la reunión en la municipalidad. (foto prensa Gobierno de Río Negro)

La gobernadora Arabela Carreras encabezó la reunión en la municipalidad. (foto prensa Gobierno de Río Negro)

El Ejército se sumará a las tareas de control de las personas que deben cumplir con el aislamiento preventivo porque son contactos estrechos de pacientes que contrajeron la COVID-19, que transmite el nuevo coronavirus.

Así lo informaron desde el área de prensa del Gobierno de Río Negro. Afirmaron que la Escuela Militar de Montaña, que tiene sus cuarteles en Bariloche, “ha puesto 50 voluntarios para colaborar con este operativo, que se sumarán a los equipos provinciales y municipales”.

Comunicaron que la gobernadora, Arabela Carreras, estuvo este miércoles con el intendente, Gustavo Gennuso, en una reunión para articular acciones entre la Provincia y el Municipio, para el seguimiento y control del cumplimiento del aislamiento preventivo de los contactos estrechos de pacientes con COVID-19.

“El objetivo de estos controles es disminuir la cantidad de contagios en la ciudad, que tuvo un importante crecimiento en los últimos días”, explicaron en el comunicado.

Informaron que representantes del Ministerio de Desarrollo Humano y Articulación Solidaria de la provincia, del hospital Ramón Carrillo, de la Subsecretaría de Protección Civil municipal y del Ejército Argentino participaron del encuentro, que se hizo este miércoles en el municipio.

Hasta la noche de este martes, la secretaria de Políticas Públicas de Salud del gobierno provincial, Mercedes Ibero, informó que había 376 personas contagiadas en Bariloche, lo que representa la mitad del total de pacientes en la provincia.

El brote de disparó a partir de la semana pasada, pero el lunes se había detectado un centenar de nuevos contagios en Bariloche, lo que encendió las alarmas en el gobierno provincial.

Hasta el lunes por la noche había más de 800 personas aisladas porque eran contactos estrechos de pacientes con COVID-19, según comunicó Ibero.

Esta tarde de miércoles, desde prensa del gobierno provincial destacaron que Carreras, Gennuso y los representantes de los otros organismos y del Ejército durante la reunión se trabajó en el diseño de “un esquema de trabajo conjunto, con tareas específicas, para un estricto control del cumplimiento de las medidas preventivas, con un seguimiento pormenorizado de todos los casos”.

Personal de la Policía provincial y de fuerzas federales ya están en las calles de la ciudad más poblada de la provincia, con uno de los ejidos más extenso del país.

Estamos llevando adelante en forma conjunta este operativo para controlar el movimiento de las personas aisladas en los barrios de Bariloche, con una fuerte presencia en todo el territorio”, explicó la gobernadora, según el comunicado.

Recordaron que esta experiencia “ya se había desarrollado oportunamente en el barrio San Cayetanito de esta ciudad (ante un brote de contagios en ese sector) con muy buenos resultados, y también se puso en práctica en Roca ante la aparición de casos”.

“Esta tarea representa un gran desafío en virtud de la longitud de Bariloche y la distancia entre las casas, por lo que requiere de una logística mayor. Afortunadamente, la Escuela Militar de Montaña ha puesto 50 voluntarios para colaborar con este operativo, que se sumarán a los equipos provinciales y municipales”, valoró Carreras.

Respecto de la situación epidemiológica en Bariloche, la gobernadora aseguró: “Observamos que el contagio disminuye en los ámbitos con contactos más formales, porque allí se respetan las medidas de prevención; pero aumentan en los ámbitos informales, como las reuniones familiares y de amigos, donde el vecino se relaja y no previene como corresponde”.

“En ningún lado se internaron los contactos estrechos (de los pacientes positivos), si no tendríamos que tener ciudades enteras internadas quizá privadas de su libertad”.

Mercedes Ibero, secretaria de Políticas Públicas de Salud de Río Negro.

Apelamos a que existe la responsabilidad de que si fui contacto estrecho de un caso positivo, me tengo que aislar por 14 días”, sostuvo Ibero, en la conferencia de prensa de la noche de este martes.

“Llevamos 5 meses de pandemia y quedó bien claro lo que es un contacto estrecho: es una persona que debe estar aislada por 14 días porque tiene posibilidad de desarrollar un síntoma y al tener ese síntoma recién ahí contagia”, recordó Ibero.


Comentarios


El Ejército controlará a las personas aisladas por el virus en Bariloche