El equipo económico de Alberto Fernández apura la renegociación de la deuda

Es clave para bajar el riesgo país y volver a tener acceso al crédito, actualmente imposible para el gobierno. No se descarta que el propio ministro Guzmán viaje a Estados Unidos y Europa para tomar contacto con los acreedores externos.



El ministro de Economía Guzmán encara semanas claves para lograr los primeros acuerdos de reestructuración.  Foto: archivo.-

El ministro de Economía Guzmán encara semanas claves para lograr los primeros acuerdos de reestructuración. Foto: archivo.-

El gabinete económico del presidente Alberto Fernández analiza darle más celeridad al esquema de la renegociación de la deuda pública del país, con el objetivo de tener hacia fines de marzo un diagrama concreto sobre la reestructuración con los acreedores privados y también con los organismos internacionales.

El apuro por darle más rapidez a esa negociación es la urgencia que tiene el país por volver a tener acceso al crédito, algo imposible teniendo en cuenta que la Argentina posee en estos momentos una tasa de riesgo país que se sitúa alrededor de 1.800 puntos básicos.

Fuentes del equipo del ministro de Economía, Martín Guzmán, resaltaron que “ya hay conversaciones avanzadas con el FMI y con diversos grupos de inversores y tenedores de bonos, con quienes habrá en los próximos días una agenda de encuentros”.

Precisamente, no se descarta que el ministro Guzmán y parte de sus principales funcionarios viajen a Estados Unidos y Europa hacia mediados de enero, con el fin de tomar contacto con los distintos grupos de inversores.

El dato

0,5%
sería el déficit fiscal tope para la reelaboración del Presupuesto 2020, similar al balance del 2019.

Paralelamente, para esta semana está previsto el arribo de una nueva misión del Fondo encabezada por el economista venezolano Luis Cubbedu, designado hacia principios de diciembre como el nuevo jefe de supervisión de la Argentina, en reemplazo del italiano Roberto Cardarelli.

En todos estos encuentros, el objetivo de los funcionarios que acompañan a Guzmán es mostrar “la solidez fiscal del programa”, en función del ajuste implementado a partir de la sanción de la ley de Solidaridad Social y Recuperación Productiva.

Si bien no se quiere hablar de cifras, en principio el Presupuesto que se está reelaborando para 2020 contemplaría un esquema de un cuasi equilibrio fiscal, ya que se mencionaría un déficit tope de 0,5%, similar al que mostrará el balance final de 2019.

“Ese es un tema central para todos los acreedores, el equilibrio presupuestario, pero también vamos a plantear la necesidad de que le den un cierto margen al país para atender las urgencias como la pobreza y el desempleo”, dijo una de las fuentes consultadas.


Para esta semana, está previsto el arribo de una nueva misión del Fondo, encabezada por el economista venezolano Luis Cubbedu.


Ese margen, en definitiva, sería una quita en cuanto a intereses y parte de capital, que aún no está definida.

Ni bien comenzó la gestión de Alberto Fernández, el gabinete económico dejó trascender que se impondría una quita muy fuerte, aunque en las últimas horas estaría variando la concepción sobre ese panorama.

Nadie en este momento dentro del Ejecutivo Nacional quiere hablar de cifras concretas, pero resaltan que el esquema de renegociación con los privados y con el FMI debería estar listo hacia finales del primer trimestre.

El problema es que tal como está previsto el esquema de vencimientos de deuda que tiene el país en este año, las reservas monetarias para pagar esos compromisos alcanzarían hasta mitad de año, con lo cual, el margen de maniobra se empieza achicar a medida que pasa el tiempo.

En el gabinete económico resaltan que una renegociación del acuerdo con el FMI, con plazos más largos, y una reestructuración de la deuda privada, que pudiera concretarse entre abril y mayo, le permitiría a la Argentina retomar un paulatino ritmo de crecimiento a partir del segundo semestre del año.

“Necesitamos recuperar el crédito del país, lo cual significa recuperar la financiación interna en condiciones relativamente normales. Sin financiamento, no puede haber recuperación de la actividad económica”, agregó otra de las fuentes consultada


Comentarios


El equipo económico de Alberto Fernández apura la renegociación de la deuda