El gabinete económico se concentra en frenar la inflación

La flamante ministra Miceli presidió su primera reunión del equipo ministerial.

BUENOS AIRES (DyN).- La ministra de Economía, Felisa Miceli, recibió ayer un pormenorizado informe sobre los temas que manejan las secretarías que dependen de ella e instruyó a sus colaboradores acerca de líneas de acción que deberán desarrollar, en especial en el prioritario tema de la inflación. Miceli se reunió con los inte

grantes de su equipo en lo que constituyó el primer encuentro del gabinete económico que comanda, a tan sólo dos días de haber asumido.

La reunión –que se realizó en el quinto piso del Palacio de Hacienda– se desarrolló en un estricto hermetismo, a punto tal que fue vedado el acceso al edificio a fotógrafos y periodistas, incluso a los acreditados en forma permanente en esa cartera.

Uno de los informes que fueron seguidos con más atención, según fuentes del Palacio de Hacienda, fue el que brindaron los secretarios de Política Económica, Oscar Tangelson, y de Coordinación Técnica, Lisandro Salas, quienes tuvieron a su cargo en los últimos días las negociaciones con los supermercadistas.

Tangelson y Salas detallaron las conversaciones que mantuvieron en las últimas horas para determinar la nómina de productos de primera necesidad que tendrán una reducción del 15 por ciento.

Los encajes y la inversión, en el centro del análisis

La preocupación por una escalada en los precios al consumidor es uno de los temas que más inquieta al Gobierno y el acuerdo para que los productos básicos tuvieran una baja en las góndolas fue el primer acto de la gestión de la ministra.

Miceli se había reunido ayer con el presidente del Banco Central, Martín Redrado, para analizar medidas que permitan enfriar la inflación sin afectar el crecimiento de la actividad económica, uno de los estandartes más importantes, junto con el superávit fiscal, que exhibe el Gobierno.

Allí se dispuso que la autoridad monetaria permitirá a los bancos inmovilizar menos dinero con el objetivo de que no suban las tasas de interés, una medida que va en dirección opuesta a la que había anunciado Lavagna hace aproximadamente un mes.

En lo que hace a los informes recibidos por Miceli, otro de los más destacados fue el brindado por el secretario de Industria, Miguel Peirano.

Peirano comentó que algunos de los sectores industriales están trabajando casi al límite de su capacidad instalada y que, por tanto, resulta necesario incentivar la inversión para ampliar la capacidad de oferta, tanto sea en el mercado local como en lo referido a la exportación.

El objetivo de esta medida es doble, ya que, por un lado contribuiría a mantener el crecimiento y a nivelar los bienes que se ofertan con la demanda de los consumidores, lo cual impediría que se dispare la inflación, mientras que, por el otro, generaría más empleo.

Otra de las medidas que habría ratificado el equipo económico se refiere al "fondo anticíclico" con los excedentes del superávit fiscal, asegurando de este modo que no serán usados en gastos corrientes.

 

Diálogo con el FMI

 

En cuanto a las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional, las fuentes indicaron que Miceli esperará el informe que le suministrará el lunes el representante argentino ante ese organismo multilateral de crédito, Héctor Torres.

El diálogo entre Miceli y Torres servirá, de acuerdo con lo que se indicó, como base para establecer una estrategia de negociación, la cual sería desarrollada en gran medida por el designado secretario de Finanzas, Alfredo Mac Laughlin.

Las fuentes indicaron que este primer contacto de Miceli con su equipo "fue más par hacer un análisis de situación que para anunciar medidas concretas".

En el encuentro –que se extendió por más de tres horas entre las 10.15 y las 13.30, según las fuentes– participaron los secretarios de Hacienda, Carlos Mosse; de Agricultura, Miguel Campos; de Administración, Estela Palomeque; Tangelson, Salas, Mac Laughlin y Peirano, y además los titulares de la AFIP, Alberto Abad, y del Banco Nación, Ricardo Lospinnato.

"Vamos a trabajar todo el fin de semana. Para nosotros va a ser como si hoy y mañana fueran viernes", dijeron las fuentes consultadas del Ministerio. Por otra parte, las fuentes precisaron que la lista de los productos que se venderán con rebajas se difundirá "a principios de la semana que viene".

Dudas y polémica por el acuerdo de precios

BUENOS AIRES (DyN/Télam).- El acuerdo con las grandes cadenas para reducir en 15% los precios de 250 productos de la canasta básica y la creación de la Liga de Seguimiento, con los intendentes bonaerense a la cabeza, siguieron generando polémica entre los propios funcionarios, empresarios y economistas.

La lista de los bienes de la canasta familiar que entrarán en el acuerdo con los supermercadistas hasta el 31 de enero se difundirá "a principios de la semana que viene", aseguraron calificadas fuentes del Ministerio de Economía. "Vamos a trabajar todo el fin de semana en eso, no son reuniones formales sino un contacto permanente para definir los productos que van", dijeron las fuentes, luego de la primera reunión dela ministra Felisa Miceli con su equipo íntegro de colaboradores .

Las listas en cuestión estarán integradas por unos 250 alimentos, prendas de vestir y artículos de tocador, que se venderán un 15% más baratos que el 30 de noviembre pasado en los hipermercados, según el acuerdo alcanzado el jueves por el Gobierno y las cinco principales cadenas del país.

Por su parte, el presidente de la Confederación de Autoservicios, Supermercados y Almacenes, Enrique Salvador, sostuvo que "no está muy bien que se encare así el problema". "Yo quisiera que me digan qué beneficios van a tener los supermercados rebajando el 15% de los productos", subrayó Salvador a radio Mitre, al tiempo que afirmó que "acá hay algo raro y quisiera que los intendentes investiguen ya".

Al respecto, el intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra, advirtió que "por supuesto que va a haber sanciones para los que no cumplan con los acuerdos". "Nosotros no queremos hacer un control de precios pero sí un seguimiento. Hay una carencia cultural con respecto a los aumentos de precios. En otros países cuando aumenta el arroz la gente deja de consumirlo", subrayó. En tanto, el intendente de Vicente López, Enrique García, evaluó que el seguimiento "es un tema muy difícil", y subrayó que "hubo sistemas que no funcionaron con los controles de precios".


Comentarios


El gabinete económico se concentra en frenar la inflación