El «Grupo de los Siete» pide regímenes cambiarios más flexibles 21-09-03

Es una victoria de EE. UU. contra las políticas de los asiáticos.

DUBAI (Reuters) – Las siete economías más desarrolladas del mundo se pronunciaron sobre los regímenes cambiarios de los países asiáticos y les instaron a flexibilizar sus monedas para corregir desequilibrios económicos.

El comunicado parece ser una victoria para Estados Unidos, país que ha criticado a China, Japón y a otros países asiáticos por sus políticas de mantener devaluadas sus monedas, lo que dificulta que exportadores estadounidenses coloquen sus productos en los mercados mundiales.

«Nosotros reafirmamos que las tasas cambiarias deberían reflejar los elementos fundamentales de la economía. Seguimos supervisando los mercados cambiarios de cerca y cooperando cuando es apropiado», según el documento de los ministros de Finanzas y los presidentes de los bancos centrales de la agrupación, conformada por Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia, Gran Bretaña, Canadá e Italia Y en lo que representa una verdadera innovación en los comunicados del G7, la agrupación dijo: «En este contexto, enfatizamos que una mayor flexibilidad en los tipos de cambio es deseable para países o áreas económicas grandes para promover ajustes amplios y graduales en el sistema financiero internacional, en base a mecanismos del mercado» El secretario del Tesoro de Estados Unidos, John Snow, quien instó a Tokio y a China reciente que flexibilicen sus monedas, dijo después del encuentro que está satisfecho con la redacción del comunicado.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, John Snow, declaró que aún queda mucho por hacer para llevar mejoras a los pueblos de Irak y Afganistán, objetivo para el que Estados Unidos se compromete a invertir «sumas muy importantes». «Insto a otros a sumarse al desafío de ayudar a ambos países con la tarea de reconstrucción. Para ayudar a dar una fuerte base para el futuro, en el G7 nos comprometimos a buscar una solución a la deuda de Irak para fines de 2004», expresó Snow La deuda externa iraquí asciende a unos 120.000 millones de dólares y Estados Unidos planteó en diversas reuniones internacionales su intención de declarar «odiosa» las deudas contraídas por un «régimen despótico» para fines no legítimos Snow afirmó además que EE.UU. respalda absolutamente a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) en sus esfuerzos para llevar paz y estabilidad económica al pueblo palestino.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios