El juez decidía anoche la situación de Fuentes

Se esperaba que emitiera el fallo después de la medianoche. Familiares y allegados a los presos cortaron la calle frente a su oficina. Velasco les pidió que acallaran los bombos para poder concentrarse.



NEUQUEN (AN)- El juez Alfredo Velasco Copello seguía anoche redactando la resolución por la cual dispondrá la libertad o la prisión preventiva de Julio Fuentes y de otros tres sindicalistas detenidos por los incidentes ocurridos hace 15 días en la sede del Instituto de Seguridad Social.

Se esperaba que el magistrado diera a conocer su fallo a la medianoche, ya que dedicó la jornada exclusivamente a esa tarea. Los defensores se presentaron en su despacho varias veces para reclamarle que resolviera cuanto antes, pero en todos los casos obtuvieron como respuesta “estoy trabajando en eso”.

También les dijo que no podía concentrarse en la redacción por el ruido de los bombos. Los manifestantes que aguardaban en la calle decidieron entonces mantenerse en silencio hasta la medianoche.

Si para esa hora no había una definición, los abogados tenían previsto presentar una denuncia por “privación ilegítima de la libertad”, ya que a su criterio todos los plazos para resolver vencían a la medianoche.

Velasco Copello puede decidir el procesamiento de Fuentes y dejarlo preso o disponer su inmediata libertad. El nudo de la cuestión gira en torno del delito que supuestamente cometió el titular de ATE y la CTA: “coacción agravada”.

Si el juez entiende que ese fue el delito, Fuentes no recuperará su libertad. Pero si en cambio le modifica la calificación legal al expediente (lo que se conoce como cambio de carátula) por otra figura más benigna, el sindicalista quedará en libertad.

La definición del juez era ansiosamente esperada. Ayer a la mañana, el magistrado le transmitió a varios abogados que lo consultaron que trataría de resolver “entre las 22 y la medianoche”, aunque sin darles ninguna certeza.

Después se recluyó en su oficina y redactó él mismo, en su propia computadora, el extenso fallo que se conoció anoche. No permitió que el personal lo auxiliaria para evitar alguna fuga de información respecto de la decisión que había tomado.

Los familiares de los detenidos estuvieron toda la jornada instalados frente al despacho del juez esperando una definición. Cortaron la calle Santiago del Estero e hicieron escuchar su reclamo de “libertad ya” a través de megáfonos y al compás de los redoblantes.

Hacia el atardecer hubo un momento de tensión cuando llegaron varios patrulleros con efectivos de la comisaría Primera y les notificaron a los manifestantes que no podían interrumpir el tránsito.

Labraron un acta y pidieron las identidades de los que estaban en la calle. También tomaron algunas fotografías. A una cuadra esperaba un vehículo repleto de efectivos del grupo especial Despo, listos para intervenir.

Después de un duro intercambio de palabras, los allegados a los sindicalistas decidieron levantar parcialmente el corte y dejaron un callejón libre para que circularan los vehículos.

Julio Fuentes, Horacio Fernández, Hilda Locatti y Miguel Peralta cumplieron 14 días detenidos, acusados de coacción agravada, lesiones graves, daños y resistencia a la autoridad, por los incidentes ocurridos el miércoles 9 en la sede del ISSN.

Ese día, una manifestación de estatales ingresó al edificio del Instituto, subió al cuarto piso y agredió a golpes al administrador Gerardo Hettinger, el contador Néstor Martín y el consejero José Cifuentes.


Comentarios


El juez decidía anoche la situación de Fuentes