El minucioso trabajo para reparar la presa Casa de Piedra

Paso a paso, cómo transcurre el operativo de mantenimiento en el embalse ubicado sobre el río Colorado. Las rocas que están colocando a lo largo de los 11 kilómetros fueron acopiadas en la villa hace 12 años.



Unas 70 camionadas de material rocoso se usan cada día para tapar los huecos que tiene la cubierta de la presa Embalse Casa de Piedra. Los trabajos de mantenimiento van a un buen ritmo y son muy minuciosos, según contó Gustavo Campetella, ingeniero y jefe de la central hidroeléctrica.

Las tareas se hicieron necesarias porque durante las crecidas del embalse las olas movieron la roca y dejaron grandes cráteres. Estas reparaciones son periódicas y la última se llevó a cabo en el 2003.

De domingo a domingo, 20 obreros están abocados a las labores y la Ruta 6 permanece cortada desde las 7 hasta las 18. Sólo cuando las ráfagas del viento alcanzan los 40 kilómetros por hora se suspenden las actividades, ya que en esas condiciones no pueden operar las dos grandes grúas que son protagonistas del proceso.

Estas grúas se ven a kilómetros y están sobre el coronamiento de la presa.

Los camiones parten desde la entrada de la Villa Casa de Piedra, donde hay un terreno con piedra riolita que fue acumulada en el 2007 para los trabajos de mantenimiento.

Luego una máquina retroexcavadora carga los canastos que están sobre las cajas volcadoras. Los grandes utilitarios se dirigen después hacia donde están las grúas. Allí dos obreros enganchan el canasto y el maquinista de la grúa maniobra la carga y la descarga en los pozos.

Otros cuatro obreros que a esa altura ya están en esa parte del embalse con unas barretas son los que terminan de acomodar las piedras.

Cada descarga de roca tarda en promedio unos 10 minutos. A veces se demora un poco, porque depende mucho de la conformación irregular de la roca.

La cobertura rocosa llamada rip-rap está compuesta por piedra caliza. La roca que usan para tapar los huecos en cambio es riolita y de una calidad superior, según Campetella.

“Se extrajo de una cantera ubicada cerca de la localidad de Puelches”, contó el ingeniero.

En esta instancia se van a reparar unos 15.500 metros cúbicos, de los 500.000 que tiene en total la presa.

Estos trabajos se van a realzar a lo largo de los 11 kilómetros que tiene el embalse.

Las labores van de acuerdo a los plazos previstos, señaló Campetella y para la primera semana de noviembre esperan finalizarlos.

El presupuesto para realizar este mantenimiento es de 45 millones de pesos, que provienen del Ente Ejecutivo Presa Embalse Casa de Piedra. La obra tiene 15 contratos, entre maquinaria, comida, personal, baños químicos, hotel y transporte de empleados.

Las grúas tienen una capacidad de 80 toneladas cada una.

La tarea más compleja fue traer toda la roca riolita desde la cantera que está ubicada a 80 kilómetros y acopiarla cerca de unos de los accesos de la villa.

Cómo estaba previsto cada cierto tiempo hacer estos mantenimientos, durante todo el 2007 se trasladó la piedra para los trabajos.

“Producir la roca es muy caro, el flete de piedra cuesta mucho. Además, es muy complicado hacer voladuras”, señaló Campetella.

La Presa Embalse Casa de Piedra está a 367 kilómetros del nacimiento del río Colorado, límite natural entre Río Negro y La Pampa. Fue inaugurada en 1996. La central hidroeléctrica pertenece a la Nación, que financió la obra, y a las provincias de Río Negro, La Pampa y Buenos Aires, que crearon un ente para administrarla.

La extensión de la presa es de 11 kilómetros, y aunque es una de las más largas del país, sólo genera la mitad de energía de Arroyito.

Esto se debe a que la función principal es proporcionar agua a las poblaciones y regular las crecidas. “El último objetivo es generar energía”, señaló Campetella.

Para el año que viene se proyecta nuevamente el acopio de roca riolita, dejando todo listo para los próximos trabajos de mantenimiento.

Plantel estable

33
son los trabajadores que tiene la presa de Casa de Piedra para las tareas habituales.

Casi 10 años con bajo caudal en el Colorado

Desde 2010 el caudal de la presa es bajo. “El río Colorado es de régimen nival, su caudal viene del derretimiento de la nieve de la cordillera y en los últimos años hubo poca nieve”, explicó el jefe de la central, GustavoCampetella.

El agua se proporciona en función de la demanda de riego que solicitan las jurisdicciones al Comité Interjurisdiccional del Río Colorado.
Al haber un poco caudal, para poder garantizar el riego durante la temporada que comienza en agosto, se disminuye el nivel durante cuatro meses. Se eroga un caudal ecológico necesario para que la fauna siga desarrollándose en el río.

Sin embargo, la central no puede generar energía y se mantiene fuera de servicio entre abril y agosto, cuando comienza la temporada de riego.

“En cuanto a la regulación de los ríos venimos muy bien porque no hay mucho caudal”, señaló Campetella. Actualmente se erogan 65 m3 por segundo, en el verano serán 120 y el máximo alcanzado fue de 250.


Comentarios


El minucioso trabajo para reparar la presa Casa de Piedra