El monóxido de carbono se cobró una nueva vida en Cutral Co

La víctima tenía 72 años. Era cuidador de una iglesia evangélica.

CUTRAL CO

CUTRAL CO (ACC).- Un adulto mayor de 72 años perdió la vida mientras permanecía en el interior de la iglesia evangélica que cuidaba. El vecino inhaló monóxido de carbono de unas hornallas y una pantalla encendidas que utilizaba para calefaccionarse, lo que le provocó la muerte. Se trata de la segunda víctima fatal en lo que va del año, que se cobra el monóxido de carbono en esta ciudad.

El hecho fue descubierto ayer después del mediodía, en la sede de la Iglesia Pentecostal Argentina, situada en la calle 25 de Mayo, entre Yrigoyen y San José del barrio Unión de Cutral Co. Según confirmó el inspector Juan Carlos Oliva a este diario, el hombre fue identificado como Camilo Maluenda, de 72 años. El vecino permanecía al cuidado de este edificio religioso y allí fue hallado por representantes de la comunidad religiosa, alrededor del mediodía de ayer.

Una vez que detectaron que Maluenda no respondía se dio aviso a la policía. Hasta el lugar arribó el médico policial que se encargó de certificar el fallecimiento del hombre. En tanto, se realizaron los peritajes en el lugar donde se produjo el deceso.

Luego se retiró el cuerpo, que fue llevado a la morgue para ser sometido a la autopsia, tras lo cual se entregaría a sus familiares.

El deceso del vecino generó conmoción entre los integrantes de esta comunidad religiosa y los vecinos del sector.

Maluenda es la segunda víctima fatal que causa la inhalación del monóxido de carbono. La primera fue la adolescente de 15 años que dormía sola en su habitación, en la que se había instalado un calefactor que no estaba autorizado. Se trató de Yuliana Mamani, quien falleció el 23 de mayo último.

El intenso frío se cobró otra víctima, pero en esta ocasión fue por el incendio de la precaria casilla que habitaba en el barrio Nehuen Che. Se trataba de Osvaldo Pino, de 60 años. El lamentable suceso ocurrió el domingo 28 de junio.


Comentarios


El monóxido de carbono se cobró una nueva vida en Cutral Co