El MPN se impuso en dos de cada tres barrios de Neuquén capital

En 11 de los 19 sectores, de los que se compone el circuito electoral, el oficialismo impuso a sus candidatos. Las urnas del oeste volvieron a ser clave.

La lista del Movimiento Popular Neuquino (MPN) que encabezó Claudio Domínguez para las elecciones a concejales de Neuquén se impuso con comodidad el domingo, pero no logró arrebatarle al exquiroguismo su popularidad en las zonas centro y este de la ciudad.


Según los datos provisorios arrojados por el sistema de Boleta Única Electrónica, el oficialismo municipal se quedó con 11 de los 19 circuitos en los que se dividió la capital para estos comicios, mientras que Juan Peláez (PRO-UCR-NCN) ganó en los restantes ocho. El MPN mantuvo su hegemonía en la zona oeste, donde estaban concentradas la mayor cantidad de escuelas y electores, y allí es donde cosechó su diferencia. La oposición, en cambio, logró preservar su porte de favorito en el sector del centro, los barrios del este y del noreste que siempre fueron favorables al exintendente Horacio Quiroga.

El 28,6% de Domínguez se nutrió de triunfos en más de 80 establecimientos, mientras que Peláez, con poco más del 20%, ganó en una veintena. El porcentaje le permitió al primero obtener cuatro bancas de concejales para su partido, dos más que las que consiguió la oposición de Cambia Neuquén.

Una división arbitraria de la ciudad en zonas según la distribución de las escuelas y sus circuitos permite ver que Domínguez ganó en lo que podría considerarse la zona norte y noroeste de la ciudad, el oeste y todo el sur. En los barrios del noroeste se impuso con holgura, con 33% de los votos versus 15% en escuelas del Parque Industrial, Nueva Esperanza y barrios lindantes a Casimiro Gómez o Doctor Ramón. En el oeste representado por barrios como Progreso, San Lorenzo, Unión de Mayo o Gregorio Álvarez, la diferencia fue también amplia: de 31% contra 17%. Estas dos zonas fueron también las de mayor el caudal de votos para Guillermo Monzani (Juntos por Neuquén), quien se ubicó en torno al 10% cuando logró cosechas más bajas en el resto de los sectores, del 7% y 8%. Lo mismo ocurrió con Mercedes Lamarca (Libres del Sur), quien promedió el 5% en la mayoría de las zonas de la capital pero llegó al 7% en el oeste.

Solo Marcelo Zúñiga (Frente de Todos) mantuvo un promedio parejo por encima del 10% en todos los sectores de la ciudad, mientras que César Parra del FIT Unidad obtuvo un 8% en los barrios del oeste, pero mejoró al 12% en los del norte como el Parque Industrial.

Tanto Claudio Domínguez como Juan Peláez disputaron de cerca las escuelas del sur, donde algunos triunfos fueron para el radical. El candidato tampoco tuvo problemas en ganar los circuitos del este, el centro y el noreste como Limay, Villa María, Salud Pública, Santa Genoveva, Villa Farrel y Centro. La diferencia más holgada la tuvo en el noreste con 28% versus 22% del MPN.

El mapa final de la ciudad no fue muy distinto del que se pintó en la elección de intendente del 2019. En esa ocasión, el ahora oficialismo ganó en 59 de las 81 escuelas habilitadas y se quedó con los barrios más populosos de la ciudad. La lista de Marcelo Bermúdez solo pudo imponerse en barrios céntricos y del este, similar a lo que ocurrió este domingo.

La diferencia entre el ganador y el segundo fue, en esta elección, de ocho puntos, uno menos que en el 2019.

Números

43.919
votos cosechó el MPN y la lista espejo que acompañó. Unos 25 mil sufragios menos que en la elección de intendente en 2019.
31.081
sufragios tuvo el espacio mayoritario de la oposición. Unos 20 mil menos que en 2019.

Solo Marcelo Zúñiga (Frente de Todos) mantuvo un promedio parejo por encima del 10% en todos los sectores de la capital neuquina.



Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios