El municipio barilochense revisará el marco regulatorio hotelero

El Deliberante estudiará el proyecto de la ordenanza.



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Obligado por algunos errores formales, el Ejecutivo derogó la resolución municipal 1286 que adoptaba como propia la nueva categorización provincial de alojamientos turísticos, cuestionada por parte de la hotelería y algunos concejales.

La adhesión al flamante marco regulatorio rionegrino será formalizada mediante ordenanza, cuyo proyecto ya fue redactado y se espera que el Deliberante lo comience a tratar esta semana.

La premura del gobierno comunal obedece a la decisión de unificar la normativa vigente en Bariloche con la que rige en la provincia con el fin garantizar el acceso a la operatoria especial de créditos otorgada por el BID para la reconversión hotelera.

El secretario de Turismo, Guillermo Estévez, confirmó a “Río Negro” la derogación de la resolución pero adelantó que “la adhesión al decreto 657 (y su respectiva reglamentación) es un hecho”.

El funcionario explicó que “por una cuestión formal se decidió cambiar la herramienta” al tiempo que aseguró que “ya está enviado al Concejo Deliberante la adhesión por ordenanza”.

Los errores formales que obligaron a derogar la resolución 1286, 20 días después de que el intendente la pusiera en vigencia con su firma, fueron advertidos por la Asesoría Letrada.

La norma de intendencia, que adoptaba como propias las regulaciones provinciales, abolió a su antecesora -la resolución 808 de 2003- pero no anuló las ordenanzas complementarias que regulan las condiciones de habilitación y servicios en albergues, camping y Departamentos de Alquiler Temporario tipo “C”.

Esto generaba una superposición normativa que ponía en riesgo su aplicación y posterior fiscalización.

El nuevo proyecto de adhesión del Ejecutivo contempla la “adhesión en términos generales” reglamentación provincial y un debate posterior de las cada uno de los aspectos cuestionados para adaptarlos a la realidad local.

Estévez enfatizó que “ho hay una resolución con criterios muy diferentes en la provincia que está vigente y es una realidad, Bariloche lo que está haciendo es adherir en términos generales al decreto 657 y tiene todas las posibilidades de generar aquellas cuestiones que sera particularidades de nuestros vecinos”.

Esta nueva instancia permitirá una revisión más integral de la normativa provincial que fue objetada por la Agrupación de Hosterías de esta ciudad y algunos concejales.

Todos los sectores vinculados a la hotelería coinciden en que la nueva normativa provincial, en línea generales, es “superadora” pero los más críticos advirtieron que tiene “baches legislativos” peligrosos.

Los dirigentes de la Agrupación de Hostería advirtieron que “el nuevo reglamento excluye a las hosterías” que “hace bastante años tuvimos que cambiar la denominación de residencial a hosterías lo que generó un importante gastos de tiempo y dinero a todo Bariloche”.

En contrapartida sus pares de la Asociación Hotelera de Bariloche respaldaron el nuevo marco normativo provincial porque “nació en Bariloche” y “tiene estándares internacionales y muy superior a los que había”.

Los puntos más cuestionados

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- La nueva instancia de debate que se abrirá esta semana en el Concejo Municipal permitirá perfeccionar el marco regulatorio llamado a definir los próximos 20 años de política turística en materia de alojamiento.

El decreto 657 define las hosterías en función del parquizado exterior -que deberá ser igual a la superficie construida- y los materiales utilizados en el edificio en lugar de contemplar los servicios prestados y el perfil de atención que brinda el alojamiento. Esto bajaría de categoría a la mayoría de las hosterías céntricas que pasarían a clasificarse como hoteles de una estrella.

Pero no es el único aspecto cuestionado, la Resolución 762/03 abre la puerta a la instalación de la “quinta cama”, expresamente prohibida por ordenanza tras largo debate. El artículo 7º del Anexo I define que “para habilitar habitaciones de capacidades superiores a las cuádruples se podrá instalar una cama suplementaria en aquellas habitaciones cuya superficie sinceramente en un veinte por ciento por encima del mínimos exigido para las habitaciones cuádruples de cada categoría”.

La norma no fija un sistema sancionatorio claro que facilite la fiscalización y tampoco contempla un procedimiento de implementación que especifique como encuadrar a los establecimientos habilitados que no puedan o quieran reconvertirse.

A esto se suma la incorporación del empresariado a la comisión “Mixta de Revisión de Clasificación y Categorización” destinada a fiscalizar el cumplimiento de la norma.


Comentarios


El municipio barilochense revisará el marco regulatorio hotelero