El muro de la Comarca se erige en el Polo Norte

Martín Pavez superó el golpe de una estafa a la ilusión. No bajó los brazos y terminó por llegar al fútbol europeo. Ahora espera una chance para dar el gran salto.

Lo más visto



1
#

Objetivo cumplido. El Oulun Palloseura se fijó en su experiencia en un equipo con muchos juveniles.(Foto: FOTOS: GENTILEZA )

2
#

Su deseo de progresar lo llevó a jugar por toda la Patagonia.

Las cosas son diferentes en las calles de Oulu, Finlandia. Todo está ordenado y limpio, la gente se muestra amable y las oportunidades del Viejo Continente están solo a algunos kilómetros de distancia. “Estoy en un lugar de película”, dice Martín Pavez (28) el defensor central que surgió en Martín Güemes de El Bolsón y que hoy defiende los colores del Oulun Palloseura.

Hace dos semanas llegó a esas tierras pero ya dejó su marca: se ganó una tarjeta amarilla en su primer partido después de despegar del suelo a un rival. “Lo único distinto es que no te dejan ir al choque, te cobran cualquier roce”, explica sobre la práctica de un juego mucho más técnico.

Después de mucho tiempo, Martín volvió a disfrutar del fútbol tanto como lo hizo desde los cuatro años en los potreros de la Comarca Andina.

Pero hace un año la historia fue otra. “Toqué fondo en el fútbol, pero hoy estoy contento”, confía acerca de un caso que tomó relevancia nacional.

Todo ocurrió en 24 horas con la celeridad que requería el cierre de pases en Europa. Un hombre se identificó como representante del ADO Den Haag de Holanda, le ofreció un contrato tentador, hubo una reserva de pasajes, un depósito por adelantado y un golpe de realidad en el aeropuerto de Buenos Aires.

“Estuve en una situación bastante complicada, sin apoyo de mi familia no hubiese podido seguir”, comentó acerca de la estafa al “sueño del pibe”.

Martín quiso seguir como si nada hubiera pasado. Completó la temporada y decidió alejarse de las canchas. “Estaba destruido, no quería jugar más”, recordó. Pasaron algunos meses y retomó la actividad pero ya era tarde para arreglar con un club.

En ese momento armó su bolso y se fue a Buenos Aires para ponerse a punto con un grupo de jugadores libres en el Club Banco Nación. Ya sin representante, invirtió sus ahorros para demostrarse que podía revertir el mal trago. El tiempo de inactividad en partidos oficiales comenzó a jugarle en contra. Los equipos disponibles se fijaron en los minutos de juego más que en la experiencia que podía aportar. Pero un llamado telefónico le volvió a abrir las puertas de un vestuario.

“Llegué a Europa después de lo que había pasado”, dice con alivio sobre el empujón anímico que le significó ver el césped del estadio Oulu-lehti Areena. Para su sorpresa, tras dos entrenamientos el técnico consideró que sus 1,88 metros de altura le podrían servir para completar la zaga central y consiguió su debut como titular.

No fue fácil entenderse con sus compañeros. Se aferró a las clases de inglés que tuvo en algún momento y abrazó el idioma universal del fútbol. Final del partido, victoria del OPS, felicitaciones del técnico y la alegría de un plantel que finalmente lo hizo sentir en casa. “Tengo todas las ganas”, anunció de cara a los 16 partidos que definirán su futuro.

El fútbol es una cuestión de familia. Su padre y su hermano también jugaron en El Bolsón, pero Martín decidió emigrar para crecer como profesional.

La ciudad de Oulu se caracteriza por tener una noche de 60 días en invierno y con temperaturas que alcanzan los 30 grados bajo cero.

Datos

El fútbol es una cuestión de familia. Su padre y su hermano también jugaron en El Bolsón, pero Martín decidió emigrar para crecer como profesional.
La ciudad de Oulu se caracteriza por tener una noche de 60 días en invierno y con temperaturas que alcanzan los 30 grados bajo cero.
9 equipos
Jugó en: Güemes, Cristal, Arco Iris, Cruz del Sur, Estudiantes, Real Potosí, Sportivo Las Parejas, Dep. Roca y OPS.
1,88 mts.
Su estatura lo convierte en el jugador con más altura en el conjunto finlandés.

Comentarios


El muro de la Comarca se erige en el Polo Norte