El objetivo será crecer hacia la zona norte

El intendente electo, Marcelo Orazi, proyecta la expansión de la ciudad con el aprovechamiento de tierras municipales.



El 10 de diciembre Marcelo Orazi (JSRN) asumirá como nuevo intendente de Regina. Empezará con el desafío de iniciar un nuevo proceso para el crecimiento de la ciudad con el aprovechamiento de las tierras que son propiedad del municipio y que se encuentran sobre la barda al norte de esta localidad.

“Seguramente en cuatro años no vamos a ver edificaciones, pero vamos a dejar sentadas las bases para el crecimiento hacia el norte, dejando de lado el seguir comiendo tierras productivas”, aseguró Orazi como un anticipo de uno de sus principales ejes de gestión.

En el marco de este nuevo aniversario, Orazi esbozó los lineamientos de gestión que planifica llevar adelante a partir del 10 de diciembre y que tendrá como ejes el desarrollo de obras que permitan mejorar la prestación de los servicios a cargo del municipio y una proyección hacia el crecimiento de la localidad.

Sobre la barda norte ya tenemos servicios, pasan las redes troncales de gas y electricidad, ahora se avanzará con la forestación, y llevar el agua potable".

Marcelo Orazi, intendente electo.

El primer desafío girará en torno a la prestación de los servicios públicos en una fecha compleja teniendo en cuenta que se deberá trabajar para tener en condiciones los caminos rurales para la temporada de cosecha y al mismo tiempo brindar un adecuado abastecimiento de agua potable en un momento donde la demanda aumenta de manera considerable.

“Los primeros días de gestión los imagino tipo bombero, saliendo a apagar los incendios que se vayan planteando en cuanto a la prestación de servicios. Pero luego de ese atolladero vamos a salir a gestionar”, agregó.

Otro aspecto sobre el que programa avanzar Orazi es en la recuperación de los caminos urbanos y rurales pavimentados.

No obstante el principal proyecto estará centrado en dar los primeros pasos en concreto para aprovechar el potencial urbanístico y productivo en la barda al norte de la ciudad.

En este sector el municipio posee 4.500 hectáreas sobre las que se realizaron estudios para su utilización. Durante el año próximo se prevé la inauguración de la nueva planta de tratamiento de efluentes cloacales que permitirá iniciar un programa de forestación sobre la barda norte.

“Sobre la barda norte ya tenemos servicios, pasan las redes troncales de gas y electricidad, ahora se avanzará con la forestación, y llevar el agua potable es el anhelo de todos”, remarcó Orazi.


Temas

Villa Regina

Comentarios


El objetivo será crecer hacia la zona norte