El padre descartó el móvil del ajuste de cuentas

A Diego Peralta lo sepultaron ayer en Centenario.



#

Familiares y amigos de la víctima participaron del sepelio. Sigue la investigación para aclarar cómo ocurrieron los hechos.

Oscar Livera

CENTENARIO (ACE).- En un día gris, con mucho dolor, familiares y amigos despidieron los restos de Diego Peralta, el joven de 28 años que apareció muerto el martes 7 de este mes en la costa rionegrina del río Neuquén, cerca de la Facultad de Agronomía de Cinco Saltos. Diego había sido visto por última vez el jueves 21 de junio cuando se reunió con amigos para ver un partido de fútbol. La reunión se extendió hasta primeras horas de la madrugada. El viernes, cuando su padre lo fue a despertar para trabajar, ya no estaba. Con el transcurso de las horas y sin tener noticias de Diego la familia radicó la denuncia. Desde ese momento se realizaron trabajos de rastrillajes por la ciudad, la zona de mesetas, el autódromo y de ríos. Incluso el padre del joven, Francisco, había acompañado la búsqueda en la zona de la costa del río, pero siempre del lado de Neuquén. El martes 7 fue hallado un cuerpo en la costa rionegrina, cerca de la Facultad. El cadáver estaba muy deteriorado, con el rostro desfigurado por lo que en principio se dudo de su identidad. Sin embargo el padre confirmó que se trataba de su hijo al reconocer un tatuaje que tenia en la mano izquierda con la inscripción “Pura vida”, la ropa y un piercing con forma de araña. Por orden de la fiscal Sandra Taboada, que intervino en el caso, el cuerpo fue sometido a una autopsia en la morgue judicial de Neuquén. El estudio reveló que el cuerpo había sufrido violencia y que tenía alojada una bala en la zona de la columna. Las pericias se realizan en torno a esta bala y se especula que Diego pudo haber caído al río ya herido, por cuanto los primeros estudios establecieron que su muerte fue por inmersión. El padre atendió a los medios con mucha fortaleza y contestó todas las preguntas a pesar del inmenso dolor. Respecto de la investigación de la causa expresó que falta bastante ya que “hay que ver los resultados de las pericias practicadas al cuerpo y la ropa”. Dijo que tiene sospechas sobre quién pudo matar a su hijo y que se lo informará a la fiscal, que la muerte de Diego es un asunto personal, descartando un asunto de plata o un ajuste de cuentas. Agregó que muchas de las cosas que se dicen de su hijo no son ciertas: “la gente dice muchas mentiras”. Esta declaración está vinculada con la aparición de un video de Diego con una joven, sobre lo que el padre manifestó que ese video estaba en un celular del joven que había sido robado.


Comentarios


El padre descartó el móvil del ajuste de cuentas