El plomo abandonado en SAO no estaba sólo en la superficie

Un geólogo analizó por qué la firma que debía remediar los metales pesados dio por finalizado el contrato sin completar el saneamiento. El especialista sostiene que hubo error de cálculo.




En cifras

“En el desajuste en la evaluación por parte de URS está parte del dinero que falta para la remediación total proyectada”

Renzo Bonucelli, geólogo local.

La historia que quedó incompleta

En marzo de este año Nación dio por terminado el contrato con Taym, la empresa que desde abril de 2017 estuvo saneando el pasivo ambiental abandonado por la ex empresa fundidora Geotécnica. Ese contrato se culminó sin haber finalizado la ejecución de la obra.

La firma de ese acuerdo para remediar el plomo y otros metales pesados se realizó en minería nacional en marzo de 2017. El monto fue de $ 70.552.897 provistos por crédito del BID.

Se perdieron cerca de $ 15 millones del mismo crédito tras la rescisión del contrato con la firma Ezequiel Walter Silva, que cobró ese adelanto financiero y no cumplió con las obras.

Antes, en 2010, la consultora URS Corporation inició un estudio que demandó 14 meses y se desarrolló en tres etapas. Éstas incluyeron una evaluación detallada de la problemática, el diseño del plan de remediación y un informe general con la elaboración de tres alternativas para realizar el saneamiento. Por esta tarea URS cobró alrededor de $14 millones. Ahora, expertos alegan que la firma cometió “errores de cálculo” que impidieron remover la totalidad de la escoria de fundición.

La Justicia Federal

ya intervino

El 17 de abril la Justicia Federal hizo lugar a un recurso de amparo presentado por la multisectorial de vecinos de esta ciudad y ordenó que, como medida cautelar, Nación arbitre los medios para sanear las calles y veredas de las dos manzanas donde antiguamente funcionaba la planta de fundición de la ex empresa fundidora Geotécnica.

Debido a esto, el jueves se hará presente en la ciudad un equipo técnico del programa nacional dependiente de la cartera de minería, para evaluar el sector en el cual las tareas deberán retomarse de forma inmediata.

Cabe recordar que la Justicia anunció también que seguiría en curso la solicitud de máxima expresada en el amparo, que apunta a que no quede inconclusa la obra de remoción del plomo y otros metales pesados que afectan la salud de la población. Por lo pronto habrá que ver qué tareas se priorizan.

Para el especialista, el plomo no es móvil y queda en la etapa de oxidación. Distinto es el zinc, que se mueve mucho y continúa hacia abajo.

La salud de los habitantes en grave riesgo

Las medidas de la Justicia tienden a terminar de una buena vez con este problema por el que San Antonio reclama desde hace tiempo.

Medidas que empujan

Resulta preocupante que el nivel de contaminación llegue a los acuíferos que por ahora no llegan directamente al mar.

Los acuíferos

Datos

3.000.000
de dólares es lo que, según el cálculo del especialista, se necesitan para completar la tarea.
3/4
metros de plomo quedan por remover en la pila más grande de las que se trabaja.
70.000.000
de pesos es la suma inicialmente destinada a la remediación. Sin embargo, el trabajo quedó sin terminar por errores de cálculo.
“En el desajuste en la evaluación por parte de URS está parte del dinero que falta para la remediación total proyectada”
Para el especialista, el plomo no es móvil y queda en la etapa de oxidación. Distinto es el zinc, que se mueve mucho y continúa hacia abajo.

Comentarios


El plomo abandonado en SAO no estaba sólo en la superficie