El Presupuesto 2002 y su impacto en la región

El gobierno reconoce que es difícil que continúe el régimen de reembolso que beneficia a los exportadores frutícolas. El subsidio al gas ante dos alternativas. Quejas de los legisladores.



BUENOS AIRES (ABA) – El subsidio al gas patagónico se incluiría en el Presupuesto 2002, aunque no está clara su implementación. Es posible que se asigne directamente una partida, o que se lo haga con recursos provenientes de un incremento en la tarifa para los usuarios de grandes centros urbanos.

Esta última posibilidad estaba contemplada en el último proyecto barajado durante la administración de Fernando de la Rúa; y su ex secretario de Infraestructura, Carlos Bastos, había firmado una disposición en ese sentido.

Sin embargo, en el caso del actual presupuesto es más probable que se introduzca un subsidio directo para los usuarios de gas patagónico, atento a recientes manifestaciones en ese sentido del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich.

Pero en el marco de las reestricciones que se avecinan, es muy posible que se deje sin efecto, o se reduzcan en gran medida, los reembolsos por puertos patagónicos que benefician a los productores frutícolas.

Así lo deslizó una fuente cercana al actual viceministro de Economía, el influyente Oscar Lamberto.

“Viene un ajuste muy fuerte de unos 3500 millones de pesos, por lo que los reembolsos podrían correr la suerte del Fondo Docente cuya eliminación ya es un hecho”, reconoció el vocero.

En cuanto a la coparticipación federal, más allá del acuerdo con los gobernadores justicialistas para recibir en una primera etapa Letras de Cancelación de Obligaciones Provinciales (LECOP), los legisladores confían en que -de acuerdo a la promesa presidencial- se mantenga el piso de la copartipación en los 1360 millones de pesos mensuales.

No obstante, la semana pasada el Fondo Monetario Internacional cuestionó el envío de dinero a las provincias, que en realidad había sido reducido en un 13 % en el último tramo de la gestión anterior.

“Hasta ahora tenemos entendido que no se moverá el piso, pero si se opta por la alternativa de bajar el índice habrá que coparticipar todos los impuestos incluído el del cheque, y en ese caso se repartiría lo recaudado a suerte y verdad”, sostuvo el diputado nacional rionegrino, Jorge Pascual.

Este último se quejó por la falta de información que del actual gobierno le llega al Parlamento, acerca de un tema central como es la elaboración de la ley de cuentas de la Nación.

De igual manera se manifestó la representante del Movimiento Popular Neuquino, Encarnación Lozano, quien dijo que de las negociaciones sólo conoce trasendidos.

“Creíamos que el dubitativo era De la Rúa, pero ahora hay tantas idas y vueltas que nadie conoce en que está el presupuesto”, sostuvo el diputado radical neuquino, Víctor Peláez.

Los recortes de partidas alcanzarán incluso a los docentes provinciales. Sólo a Río Negro se le debe por el Fondo de Incentivo Docente del año pasado unos 12 millones de pesos (la deuda por tal concepto en todo el país, trepa a los 300 millones).

De ese monto, el ministerio de Educación prometió cubrir una parte a fines del mes que viene. Es decir, durante la actual temporada se estaría pagando recién lo debido por el segundo semestre del 2001.

Como se dijo, el incentivo no está contemplado en el presupuesto de este año por lo que sólo queda recurrir a la asistencia de organismos internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo.

Claro que para ello, el Estado tendrá antes que dar pruebas de un Presupuesto 2002 “razonable”. Algo que se parece bastante a la cuadratura del círculo.


Comentarios


El Presupuesto 2002 y su impacto en la región