El recuerdo de aquel ovejero llamado “Ron”



La dirigencia de Colo Colo y representantes de la Intendencia de Santiago establecieron las condiciones de un importante operativo de seguridad en prevención de posibles incidentes, esta noche. En el órgano gubernamental existe preocupación por las medidas de seguridad que se adoptarán para dicho partido, considerando que los trasandinos contarán con una numerosa barra de seguidores y se prevé la llegada de hinchas “xeneizes”.

En ese sentido, se establecerá un plan para evitar mayores incidentes entre ambas barras, y se determinará el número de guardias privados y carabineros que acudirán al estadio Monumental.

El cruce tiene como más triste antecedente el partido que la noche del miércoles 22 de mayo de 1991 mantuvieron ambos equipos por la Copa Libertadores y que finalizó con bochornosos incidentes. Colo Colo venció ese día a Boca 3-1, triunfo que le dio los pasajes para la final de la Copa Libertadores de la que fue campeón.

Tras el tercer gol de los chilenos, los jugadores de Boca comenzaron a reclamar por la gran cantidad de fotógrafos dentro del campo. Hasta que finalmente terminó en una gran trifulca entre los “xeneizes”, Carabineros y fotógrafos. Una lápida majestuosa colocada por los recios carabineros chilenos en el cementerio canino del cerro San Cristóbal recuerda a Ron, el ovejero alemán que mordió el trasero del arquero, Carlos Navarro Montoya. Desde aquella noche en el estadio “Monumental” , Ron se hizo famoso.


Comentarios


El recuerdo de aquel ovejero llamado "Ron"