El San José Obrero enseña, contiene y le da pelea al hambre

Para muchos chicos el plato de comida que se da en el comedor es la única del día. La institución organiza una rifa para pagar la luz y el gas. Estará a la venta los próximos días.



Los estudiantes colaboran con la elaboracion de la comida. (Foto: Mauro Pérez)

Los estudiantes colaboran con la elaboracion de la comida. (Foto: Mauro Pérez)

Las dificultades económicas que atraviesan las familias este año se reflejan cada día en el Colegio San José Obrero con 180 alumnos que asisten al comedor. Para muchos de ellos se trata del único plato de comida del día. Incluso desde la escuela revelaron que concurren personas del barrio.

Esta situación sumada a los altos valores de la boleta de luz y de gas llevaron a docentes, directivos y alumnos a realizar actividades extras como venta de locro o rifas para recaudar más fondos y poder costear los gastos.

“La situación que vivimos es la misma que vive una familia con la crisis, con la inflación y con las tarifas pero eso multiplicado por la cantidad de chicos que hay y por la cantidad de aulas y talleres y con un edificio que hay que mantener”, comentó Claudio Gómez, vicedirector del San José Obrero.

“Esta escuela no escapa de la vida social del país y nos sorprendemos cada mañana cuando hay chicos que se desvanecen por hambre”, manifestó la secretaria de la escuela Cecilia Teppa. Narró que cuando esto ocurre se les pregunta si desayunaron y responden que no lo hicieron y que su última comida fue la que tuvieron en la escuela el día anterior.

Cada día comen 180 chicos entre el almuerzo y la cena y se da refrigerio a todos los alumnos en la mañana y en la tarde. Claudio Gómez contó que en este año observan que el chico pide repetir su plato más que antes.

“El lunes y viernes son los días que más comen. El viernes es para aguantar el fin de semana y el lunes comen mucho más a veces porque no pudieron hacerlo el fin de semana”, dijo Gómez.

Reveló que aparte de los alumnos va “gente del barrio al comedor. No es un lugar abierto pero se les da igual”.

Además desde el colegio se brinda ayuda a las familias que “atraviesan una situación muy seria y para que vayan paliando el momento se les da alguna bolsa de alimento”.

El dato

180
adolescentes asisten diariamente al comedor que da almuerzo y cena. Además el colegio da un refrigerio a los alumnos, a media mañana y media tarde.

Lo más importante que tiene esta escuela es la contención. Se forman desde lo académico y como personas".

Cecilia Teppaes es la secretaria del colegio de Primeros Pobladores 1145.

En la última boleta de luz se pagó 60 mil pesos entre los dos medidores que tiene la institución y por gas se abonó 40 mil pesos. Reconocen que es un desafió cada mes cerrar los números. El vicedirector explicó que reciben un aporte estatal que cubre el 80% de los salarios y una partida de comedor y limpieza “pero a pesar de esa ayuda grande se hace cada vez más difícil sostener el comedor”. Esto motivó en parte hacer un locro y ahora se proyecta una rifa. Los números saldrán pronto a la venta y se planea sortearlo para antes de las vacaciones de invierno.

Los talleres venden menos, son uno de los ingresos del colegio

Otro de los gastos importantes que tiene la escuela es el mantenimiento del edificio. “Se cumplieron 50 años y se nota el deterioro”, expuso Claudio Gómez.
Los talleres colaboran con esta tarea “pero hay cosas de albañilería, plomería o gas que hay que contratar gente”, amplió el vicedirector.
Los talleres son de carpintería, mecánica industrial, y electricidad. A la noche se suma el de mecánica del automotor.
Los ingresos del colegio vienen de la matrícula, del aporte estatal, de las actividades extras que se realizan como locros, rifas o peñas, y la venta de lo que producen las talleres.
“Ya hace unos años que la producción del taller viene bajando. No porque no haya capacidad de producción sino porque no hay tanto pedido. Hoy un trabajo de herrería o soldadura si bien se manejan precios económicos a una familia le cuesta hacer esos trabajos. Había empresas que pedían trabajos de tornería y ahora lo tercerizan”, expuso.


Comentarios


El San José Obrero enseña, contiene y le da pelea al hambre