La oposición presiona por el convenio de la cantera

El acuerdo firmado por Gennuso con la firma Ñire SRL está a punto de vencer por segunda vez y el Concejo Municipal no lo trata.



#

La firma Ñire tiene permiso de Gennuso para extraer áridos.(Foto: Archivo )

La oposición presiona por el convenio de la cantera

El polémico convenio del intendente Gustavo Gennuso con la empresa Ñire SRL por la extracción de áridos de la cantera municipal volvió al foco de la tormenta porque los concejales de la oposición advirtieron que está a punto de vencer los plazos y el oficialismo cajonea el convenio sin llevarlo a sesión para el debate del cuerpo.

El acuerdo con el privado fue firmado originalmente en marzo y tenía un plazo de 4 meses sin haber pasado por el Concejo Deliberante como indica la normativa vigente. Ante la polémica desatada y una acción de mandamus judicial impulsada por el Frente para la Victoria, el intendente remitió el acuerdo al Concejo pero con una nueva prórroga hasta octubre.

Ese convenio sigue sin ser debatido en el Deliberante y la oposición advierte que el intendente incurre en una ilegalidad y que podrían existir fundamentos sobrados para demandarlo penalmente por no cumplir con el proceso administrativo que requiere de la aprobación de la mayoría especial de los concejales.

El bloque FpV presentó hoy una nota al presidente del Concejo, Diego Benítez, para exigirle que de inmediato se debata el convenio 215-16 firmado por el intendente en la Comisión de Gobierno y Legales para ser llevado a la próxima sesión de este jueves.

Daniel Natapof, concejal del FpV, recordó a “DeBariloche” que el convenio fue ingresado con tratamiento preferencial pero el 6 de octubre pasado el oficialismo solicitó retirar la preferencia y nunca más se trató el acuerdo. “Hay una ilegalidad manifiesta en la que se encuentran los convenios y debido a la gravedad de la situación e incumplimiento de las ordenanzas vigentes respecto del tratamiento, pedimos que de manera urgente se trate en comisión”.

La nota de los concejales fue remitida con copia al Tribunal de Contralor donde también existe una investigación por la falta de aprobación del convenio.

Gennuso necesita de 8 votos para contar con el aval del convenio y a la luz de las críticas del FpV y el Pro, no tendría los votos para su autorización por lo que el acuerdo quedaría sin efecto aunque está próximo a vencer el plazo.

El convenio con Ñire permite a la firma a extraer áridos de la cantera municipal que atravesaba un proceso de remediación. Lleva siete meses de aplicación y todavía no fue autorizado por el Deliberante.


El STJ pide informes a Gennuso por la cantera

El Superior Tribunal de Justicia de Río Negro aceptó la acción de mandamus contra el intendente Gustavo Gennuso por el incumplimiento de la Carta Orgánica al firmar un acuerdo de extracción de recursos naturales sin el aval del Concejo Municipal.

La acción judicial había sido presentada en agosto por los legisladores Alejo Ramos Mejía y Nicolás Rochas, a quienes el STJ no aceptó por “falta de legitimación” en la cuestión denunciada por ser de índole municipal, según informó el Poder Judicial, aunque la misma presentación fue aceptada al concejal del FpV, Daniel Natapof.

La Justicia interviene ante el acuerdo firmado por Gennuso el 1 de marzo con la empresa Ñire para la clasificación y suministro de áridos de la cantera municipal. Ese acuerdo llegó varios meses más tarde al Concejo Municipal que recién tomó intervención al convenir el jefe comunal una extensión del plazo del convenio.

La falta de presentación previa del convenio ante el Concejo Municipal implica un incumplimiento de la Carta Orgánica, que para los dirigentes de la oposición afecta la “institucionalidad y el control democrático de los actos de gobierno”.

Para los impulsores de la demanda es un “avance importantísimo” que dio el STJ, quien ya pidió al intendente un amplio informe sobre el acuerdo que deberá responder en 15 días.

“La ilegalidad es manifiesta en la extracción de áridos de la cantera y una vez determinada la

cantidad extraída Gennuso va a tener que responder por el pasivo ambiental que generó en la cantera, por la falta de fiscalización en la operación, y por sobre todas las cosas, por no exigir el cumplimiento del plan de reconversión de la misma”, señaló Ramos Mejía.

Recordó el legislador que “existía una prohibición impuesta por la Secretaría de Minería, a pesar de que el área de Medio Ambiente de la provincia aprobó ‘en trámite récord’ un plan de reconversión de la zona ideado por Carlos Beros como consultor de Ñire SRL (hoy subsecretario de Medio Ambiente municipal) que no tuvo cumplimiento”.


Comentarios


La oposición presiona por el convenio de la cantera