El trap y la cumbia hicieron delirar a La Confluencia

Anoche Cazzu y Damas Gratis convocaron a 170.000 personas en el predio de la isla 132. Esta noche será el turno de Alejandro Lerner y Lali.



1
#

Cazzu deleitó a sus fans.(Foto: Oscar Livera )

2
#

Pablito Lezcano y Damas Gratis hicieron bailar a la multitud.(Foto: Juan Thomes )

La segunda noche de la séptima edición de la fiesta de la Confluencia estuvo dedicada mayormente al trap y la cumbia. Y fue un acierto. El público acompaño masivamente desde muy temprano. A diferencia de la primera cita de esta edición, muy temprano el público ya se agolpaba sobre las vallas para asegurarse de tener el mejor lugar posible para ver a sus artistas favoritos.

Algunos venían por la joven Cazzu y otros, sin dudarlo, por Damas Gratis y en especial por Pablito Lezcano. Lo cierto es que ninguno de los dos defraudó. Cazzu brindó un show corto pero con una energía envidiable. Iba y venía por la pasarela central del escenario e invitaba a su público a saltar y cantar en cada uno de sus temas. Y Damas Gratis hizo bailar y delirar a los miles y miles que habían llegado al predio.

La reina del trap que bate récords en You Tube fue corta pero más que concisa. Cantó, bailó y saltó, pero también se tomó su tiempo para descansar y mientras, de paso, “charlar” con quiénes habían caminado cuadras y cuadras o los que había esperado por horas el colectivo para llegar al predio montado en la isla 132.

Los de Cazzu fueron una decena de temas, porque claro, después venía Pablito a cerrar la anteúltima noche de La Confluencia. Después del tema extra que el público le pidió a la trapera y está se lo concedió, llego la parte no apta para ansiosos.

La espera previa a Damas Gratis. Enseguida un tropa de gente desarmó y armó los equipos, pero Pablito y su banda no aparecían. En el mientras tanto el conductor de la fiesta aprovechaba para prestar su micrófono a los fans que demostraban su conocimiento sobre el repertorio de la banda cumbiera por excelencia de Argentina.

Para paliar la espera fue el propio animador que salió a tantear el terreno en camarines. Con la gente coreando “Pablito, Pablito” él respondió con una frase altamente popular entre su público y más allá de él también: “ATR, perro, cumbia, cajeteala, piola, gato”.

El público pareció haberlo visto, pero no todavía restaban unos minutos para que las luces bajarán para darle lugar a su entrada. Una vez en el escenario y con los primeros acordes sonando, las más de 170 mil personas que, según la organización, estaban en el predio explotaron en un grito ensordecedor.

Lo cierto es que tal cantidad de personas hicieron que la parte cercana a los vallados se desbordara rápidamente, dejando a la luz algunos incidentes entre el público y seguridad.

Pero ninguno de extrema gravedad como para que el show se viera afectado. Desde el momento que Damas Gratis pisó el escenario no paró de ofrecerle a su público lo que había ido a buscar: música, baile, saltos y mucha alegría.

En varias de las mínimas transiciones de tema y tema Pablo amenazó con que el show estaría terminando pronto. Pero por supuesto que para eso faltaba bastante. El show comenzó media hora después de la medianoche y se extendió por algo más de una hora sin interrupciones.

Sobre el final, además, tuvo una sorpresa. Pablito Lezcano invitó a Cazzu para cerrar el show juntos.

Ahora si, todo estaba llegando a su final. Después de “No te creas tan importante” y algunos bises Pablito y su banda dijeron adios. “¿Están cansados? Entonces que se pudra todo”, exclamó el cantante antes del pogo final.

Se estaban yendo sin dejar si quiera un souvenir para el público, pero Lezcano sorprendió sacándose su remera y arrojándola a uno de los frentes del escenario. Y para no quedar rengo enseguida consiguió una para el otro de los frentes.

Todo fue una fiesta y desde la organización procuraron repetir una y otra vez que la retirada sea en paz. Fue la propia secretaria de Cultura y Turismo, Ana Bonet quien lo pidió luego de agredecer la convocatoria.

Hoy será el último encuentro en una noche en la que como broche de oro saldrán a escena Alejandro Lerner y Lali.


Comentarios

El trap y la cumbia hicieron delirar a La Confluencia