El último planeta descubierto no posee luna

El telescopio espacial Hubble demostró que Sedna está solo y nadie acompaña su órbita



El objeto conocido más lejano del Sistema Solar, Sedna, no posee una luna, según descubrió un equipo de astrónomos a través de imágenes logradas por el telescopio espacial Hubble.

Los investigadores pensaban que la lenta rotación del planetoide, situado a unos 13.000 millones de kilómetros del Sol, se debía a la fuerza de gravedad que ejercía sobre él otro cuerpo celeste. Pero las nuevas observaciones del Hubble permitieron a los científicos saber que, además de lejos, Sedna está solo.

El inesperado hallazgo -o mejor dicho no hallazgo (de la luna de Sedna)- puede ofrecer pistas sobre el origen y la evolución de los objetos más lejanos del Sistema Solar, según informó la agencia espacial estadounidense NASA.

El descubrimiento de Sedna fue anunciado el 15 de marzo pasado, en medio de una excitación tan grande como la discusión sobre si el pequeño mundo podía ser considerado un planeta, el décimo del Sistema Solar.

Tras el anuncio, los astrónomos orientaron el telescopio espacial Hubble hacia el planetoide, confiando en que éste pudiera fotografiar el satélite que “retrasa” su rotación, pero la imagen obtenida por el Hubble no muestra ningún objeto cerca de Sedna.

Uno de los astrónomos que participó en el descubrimiento, Mike Brown, del Instituto Tecnológico de California (CalTech) en Estados Unidos, estaba tan convencido de que Sedna poseía un satélite, que la representación artística del lejano objeto utilizada para acompañar el anuncio de su existencia incluía una luna.

La seguridad de Brown estaba basada en la gran cantidad de tiempo que se tomaba el objeto para rotar sobre su eje, cuya explicación más plausible era la presencia de la fuerza gravitacional de un cuerpo cercano.

“Estoy completamente desconcertado con la ausencia de una luna”, dijo Browne y agregó que “esto está totalmente fuera de nuestras expectativas, y hace que Sedna sea aún más interesante. Pero simplemente no sé qué significa”.

Los otros objetos pequeños y solitarios en el Sistema Solar, tales como asteroides y cometas, suelen completar su rotación en cuestión de horas. Los astrónomos calcularon, a partir de la observación de los periódicos cambios de la luz que refleja Sedna, que la curva de rotación excede los 20 días (pero no es superior a las 50 jornadas).


Comentarios


El último planeta descubierto no posee luna