El único radar, en Bariloche



El Ministerio de Defensa de la Nación respondió a una presentación formulada por los legisladores Magdalena Odarda, Beatriz Contreras, María Inés Maza, Facundo López, Manuel Vázquez, Luis Bonardo y Luis Bardeggia relacionada con el aeropuerto de la firma Bahía Dorada SA, vinculada con el magnate inglés Joe Lewis. En la respuesta enviada a la Legislatura provincial, Gustavo Sibilla, explicó que el aeródromo privado fue habilitado porque al momento de su inspección cumplía con todas las exigencias y normativas aeronáuticas aplicables. De acuerdo a lo informado, el complejo se encuentra habilitado como aeródromo privado, para operaciones diurnas en condiciones meteorológicas de vuelo visual (VMC). Clave de referencia 3C del Anexo 14 volumen I de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) y permite la operación de aeronaves tipo Fokker F27 y F28, Saab 340, Boeing B737-600/700 y similares o de menor porte. Sibilla justificó que el aeródromo “podría facilitar la rápida asistencia del Estado nacional a los pobladores en caso de desastres o emergencias, máxime si se considera que el aeródromo de sierra Grande no permite la operación de reactores”. En la contestación de Defensa se indica que el Ministerio no cuenta con radares para el control del tránsito aéreo civil en el área donde se encuentra. (AV)


Comentarios


El único radar, en Bariloche