El vínculo político quedó al descubierto

NEUQUÉN (AN).- En agosto del año pasado, 15 presidentes de comisiones de vecinales fueron designados con retroactividad a julio como asesores con categoría política en la subsecretaría de Gobierno de la provincia. El cargo plantea, según la ordenanza que regula a los organismos barriales, la posibilidad de una incompatibilidad de funciones, pero no se avanzó en el análisis. Los concejales pidieron un informe a la subsecretaría de Gobierno del municipio, que a su vez debía requerir información a su par provincial. La respuesta nunca llegó al Deliberante. La incompatibilidad está prevista en el artículo 41 de la ordenanza 8178, que establece que “los miembros electos no gozarán de retribución alguna, siendo sus cargos ad honórem e incompatibles con el ejercicio de cargos de funcionarios políticos, municipales, provinciales o nacionales”. A los pocos días de que “Río Negro” publicara la información de la contratación en el gobierno provincial, se conoció que un grupo de esos dirigentes barriales también trabajó para el municipio. Al no haberse avanzado en la investigación, todos los presidentes de las comisiones están en condiciones de presentarse para las elecciones de marzo y ser reelectos por un nuevo período. Uno de los vecinalistas nombrados, Carlos Ponce (a cargo de la vecinal de Valentina Sur Urbana), confirmó días atrás que tampoco dejaron el cargo en el gobierno provincial.


Comentarios


El vínculo político quedó al descubierto