El viudo de Dalmasso, bajo sospecha

Compró un celular que comenzó a funcionar con el mismo número de otro aparato que habían dado por desaparecido y que utilizaron como elemento probatorio



#

Marcelo Macarrón, viudo de Nora Dalmasso, aportó más intriga a la investigación.

El abogado Enrique Zabala, defensor del pintor Gastón Zárate, sospechoso del asesinato de Nora Dalmasso, levantó fuertes sospechas sobre la investigación, al dar a conocer que el número de celular que desapareció, y por el que se lo investigó a su cliente, estaba habilitado para llamadas, según publicó ayer el sitio de internet 26noticias.com.ar.

Según trascendió, en la casa de la víctima, ubicada en la calle 5 de la Villa Golf, había tres aparatos celulares antes del asesinato del 25 de noviembre pasado, uno de los que no fue hallado en el lugar del hecho ni en las requisas posteriores.

Por tal motivo, fue vinculado al posible robo cometido por el pintor imputado, en el marco de la hipótesis que lo sindica como el autor de la violación seguida de muerte de la mujer, según la posición que aún sostiene el fiscal Javier Di Santo.

El aparato modelo Motorola V3 (con terminación 319) fue investigado durante enero y febrero últimos, y fue incorporado como elemento probatorio de peso para adjudicarle el hecho a Zárate. Sin embargo, la inesperada confirmación de que el número en cuestión se encontraba en funcionamiento, abrió otro interrogante más a la controvertida investigación y levantó fuertes dudas sobre la actitud del viudo Marcelo Macarrón.

El traumatólogo adquirió hace una semana un nuevo aparato con chip incluido para ponerlo a disposición de su hija Valentina, pero grande fue la sorpresa cuando se blanqueó que había preservado el número del celular faltante. Los hechos se conocieron porque un pariente de la familia recibió un llamado de la adolescente y constató que se trataba del mismo número con el que se comunicaba antes Nora Dalmasso.

Luego, Di Santo certificó el hecho y lo asentó en el expediente hace cuatro días, pero de momento no libró ningún oficio para tratar de dilucidar lo que pudo haber sucedido. Enterado de la novedad, el abogado de Zárate descargó que "el chip del celular que tanto buscaban lo tiene la hija de Nora Dalmasso, cuando llamás al número te atiende ella".

Por eso, reafirmó: "de a una se caen todas las pruebas en contra de mi defendido".


Comentarios


El viudo de Dalmasso, bajo sospecha