Elecciones en Río Negro

Hace 63 años, el domingo 23 de febrero de 1958, se celebraron las elecciones para elegir las primeras autoridades de la Provincia de Río Negro. El 15 de junio de 1955, el Congreso Nacional dictó la Ley 14.408 provincializando el Territorio Nacional de Río Negro. La norma fue impulsada por el gobierno constitucional de Juan Domingo Perón. En esa etapa todos los Territorios Nacionales fueron provincializados.


El acto comicial general fue convocado por el gobierno de facto denominado Revolución Libertadora. El Interventor en Río Negro, Carlos S. Ramos Mejía, lo concretó en la provincia. El padrón electoral registraba 75.895 inscriptos, los votantes fueron 65.806, con una participación del 86,71 por ciento de los electores.


Para el 10 de diciembre de 1957, la Convención Constitucional había elaborado y concluido la primera Carta Magna de Río Negro.
Días antes, Perón, desde el exilio anunció públicamente que apoyaba la candidatura de la fórmula Arturo Frondizi-Alejandro Gómez, presentada por la Unión Cívica Radical Intransigente. Esta decisión respondió a un acuerdo o pacto firmado por Perón y Frondizi en Caracas. El sector radical identificado con la sigla UCRP, liderado por Ricardo Balbín sostenía el mantenimiento de la proscripción del justicialismo.


En Río Negro, el peronismo proscripto, postuló a Carlos Enrique Díaz Vera bajo el sello del “Partido Blanco”. La candidatura fue impugnada, fundamentando su rechazó-denuncia en razón de su pertenencia “al régimen depuesto”, en referencia al justicialismo. La Justicia Electoral Federal desestimó la nominación del dirigente peronista, sin tener en cuenta que el Partido Blanco, creado en 1956, no estaba proscripto. También fue impugnada y anulada la candidatura del representante del Partido Comunista, Isidro Pérez.


La dirigencia peronista optó por la abstención, por lo que sus afiliados prefirieron, en su mayoría, votar en blanco que apoyar a los radicales. Del total de los votos deducidos se desprende que los votos en blanco y anulados 17.059 superaron a los obtenidos por el radical Castello que alcanzó 16.985 sufragios.


En esas elecciones por imperio de la Constitución provincial se elegían los primeros 23 legisladores de Río Negro. La provincia fue dividida por Departamentos en seis circuitos electorales.


El doctor José María Guido, nacido en la ciudad de Buenos Aires en 1910, se radicó con su esposa, Purificación Areal, en 1946 en Viedma, fijando su domicilio real en la capital del entonces Territorio Nacional de Río Negro.
Tiempo después se asoció el estudio jurídico de Edgardo Castello, compartiendo también su ideología política radical en el Movimiento de Intransigencia y Renovación (MIR).


El doctor Guido, tenía domicilio real y ejercía su profesión de abogado en la ciudad de Viedma, ubicada en el departamento Adolfo Alsina, correspondiente al circuito electoral denominado como Sección E. Pero en ese distrito fueron electos tres legisladores: Dos por la UCRI, Herberto Castello y Egberto Vichich y uno por la Democracia Cristiana, Manuel Rodolfo Salgado.


Guido fue electo legislador de Río Negro por el Distrito Electoral F, que estaba integrado por los Departamentos de Valcheta y 9 de Julio. Representó a la UCRI al igual que su correligionario Farid Marón. En esa jornada también resultó electo por el mismo circuito el legislador por la Democracia Cristiana, Juan Carlos Tassara.


Un día después, el 19 de marzo de 1962, a través del decreto 2542, Frondizi interviene las jurisdicciones donde ganó el Justicialismo. Pese a esa drástica decisión, los militares lo derrocaron y encarcelaron el 29 de marzo de 1962. Once días después de la elección ganada por el Justicialismo, nuestro ilustre vecino, Guido, asume como Presidente de la Nación. El 18 de abril de 1962, firma el certificado de defunción de ese proceso semi-democrático. A través del decreto 3534 “declara la nulidad de los comicios realizados en el país, el 17 de diciembre de 1961, el 14 de enero, el 25 de febrero y el 18 de marzo de 1962”. Simultáneamente interviene las provincias donde ganó el peronismo, designa Comisionados Federales y concreta la caducidad de los poderes Ejecutivo y Legislativo. Posteriormente elabora el Estatuto de los Partidos Políticos y proscribe nuevamente al Partido Justicialista y al Partido Comunista.


(*) Periodista de Viedma


Comentarios


Elecciones en Río Negro