Empleo juvenil, clave para Rajoy y Francia

La desocupación de este sector afecta a seis millones de europeos



#

Rajoy y Hollande implementarán políticas consensuadas.

PARÍS.- El jefe del Estado francés François Hollande y el presidente del gobierno español Mariano Rajoy recalcaron ayer que la prioridad absoluta de Europa es el empleo de los jóvenes, manifestando su “convergencia” en “los temas fundamentales y el contexto”, con vistas al consejo europeo de junio, del que esperan “avances claros” en materia de empleo y crecimiento. En conferencia de prensa conjunta al término de una reunión en el palacio presidencial francés, los dos mandatarios reiteraron las propuestas que habían hecho poco antes en el coloquio realizado en París sobre el futuro de Europa, coincidiendo en la urgencia de utilizar los fondos ya disponibles para reducir el desempleo y facilitar el financiamiento de las pequeñas y medianas empresas a través de los fondos del Banco Europeo de Inversiones. Para ello, Rajoy propuso que la institución “triplique el volumen anual de financiación” dedicado a las Pymes, para pasar de 10.000 a 30.000 millones de euros. Respecto al empleo juvenil, propuso la creación de un mecanismo que excluya temporalmente las bonificaciones a las cotizaciones sociales para los contratos de jóvenes del cómputo del Déficit Excesivo, y urgió a la “utilización acelerada de los recursos” ya disponibles en la UE. El presidente francés, François Hollande, había abierto por la mañana el coloquio, afirmando la necesidad de “actuar con urgencia” en favor del empleo de los jóvenes en Europa, “Tenemos que actuar con urgencia, seis millones de jóvenes están desocupados en Europa” y “casi 14 millones no tienen trabajo, no estudian ni reciben ninguna formación profesional”. Por su parte, Rajoy, que pronunció el discurso de clausura, afirmó que Europa enfrenta dos crisis, una económica y otra política, y que para recuperar la confianza de los ciudadanos debe “hacer más, mejor, más rápido y de forma más eficiente”. (AFP)


Comentarios


Empleo juvenil, clave para Rajoy y Francia