El Banco de Leche de Cutral Co preparó leche sin nata para un bebé que no tolera la grasa

Su madre entregó siete litros de su leche al Banco para que se produzca el alimento para el niño prematuro, que progresa en su recuperación.

Un bebé prematuro que no tolera la grasa de la leche ahora la recibe “desnatada” gracias al proceso de pasteurización que hace el equipo del Banco de Leche Humana, con sede en Cutral Co. La madre entregó siete litros de su leche al Banco para que se produzca el alimento para el niño, que progresa en su recuperación.

Las y los integrantes del BLH que funciona en un reducido espacio del hospital de Complejidad Media de Cutral Co trabajaron a destajo para poder cumplir con un pedido y garantizar la alimentación a un nene prematuro.

Si bien la entidad pasteuriza leche humana que donan de manera solidaria las mamás y que está destinada a bebés prematuros, o que debieron atravesar alguna cirugía, o no pueden ser alimentados por su madre, esta vez la situación fue otra.

La diferencia es que el niño tiene quilotórax y no puede consumir leche con grasa, solo desnatada.  

Es un caso de uno en 10 mil. Nació prematuro y requirió una intervención quirúrgica porque la linfa se le fue a la pleura que se llenó de grasa. Se le puso un drenaje para sacar la linfa y se le administra la leche que es desnatada”, describe la pediatra Alejandra Buiarevich, desde el Banco.

El personal del Banco de Leche Humana que logró la pasteurización desnatada (Foto: Gentileza)

A partir de ahí, desde la clínica privada CMIC donde nació el niño se hizo el contacto con el BLH para plantear la situación y pedirles, si era posible, que pasteurizaran leche sin grasa.

“Nos pusimos a estudiar y consultamos a otros bancos. Lo habían probado la Maternidad Sardá y el banco de Mendoza. Tuvimos la oportunidad de hacerlo porque es un caso para un paciente muy crítico”, describió.

El proceso de pasteurización no es el habitual, tal como detalló la pediatra. La madre del niño les envió siete litros de leche y para llegar al proceso necesitaron una centrífuga que les prestó el servicio de Hemoterapia del hospital local y un “ultrafreezer”. Así alcanzaron el proceso de separación de la grasa de la leche materna.

“Es esa leche de su mamá para ese bebé. Ya hicimos la segunda semana y el bebé como está requiriendo más alimento, tenemos que pasteurizar más cantidad”, especificó. Lo importante es que “es un niño muy lábil que se puede curar y salvar”.

Este martes iniciaron el proceso de pasteurización a las seis de la mañana y cerca del mediodía llegaron al frasco Nº 5. Cada uno de los recipientes tiene 15 mililitros y necesitan para cumplir con el paciente 50 mililitros.

En el medio de esta tarea, el equipo del banco mencionó la necesidad de contar con una centrífuga de mayor capacidad para que se puedan procesar grandes volúmenes de leche desnatada. El primer envío de leche desnatada para el niño y que se le administró fue el viernes.

En el Banco de Leche Humana que funciona en Cutral Co se preparan para celebrar el mes de la lactancia materna. Este año, el lema será “proteger la lactancia materna es una responsabilidad compartida”.

Esta institución cumplió en junio pasado los cinco años de vida. Desde que se inició la pandemia en 2020 y mientras hubo restricciones estrictas la pasteurización de la leche donada por las mamás se multiplicó. Uno de los motivos fue la disponibilidad para hacer la extracción en los hogares donde la mayoría de las mamás se encontraba por la pandemia de coronavirus.

El Banco recibe las donaciones de diferentes puntos de la provincia, gracias a la tarea de red que se lleva adelante, a través de los denominados centros recolectores que se encargan de garantizar que la leche donada por las madres llegue hasta las instalaciones para ser procesada y pasteurizada.


Escuchá la entrevista a Alejandra Buiarevich en RN RADIO:


Comentarios


El Banco de Leche de Cutral Co preparó leche sin nata para un bebé que no tolera la grasa