En la próxima semana se normalizaría el comercio



Pese a que desde anoche se levantaban los bloqueos en las rutas de todo el país, empresarios de la industria, el comercio y los servicios advirtieron que aún tienen serios problemas para el normal desarrollo de sus actividades.

En el sector comercio, empresarios llamaron la atención sobre la posibilidad de cierre de locales y la necesidad de suspender personal, mientras que industriales reclamaron por falta de insumos.

La Federación de Industriales de Santa Fe (FISFE) advirtió que hay “paralización de la actividad productiva, debido a la falta de insumos y la escasez de combustible” derivada del conflicto entre el gobierno y el campo.

El titular de FISFE, Carlos Capisano, dijo que “el conflicto va a afectar severamente todos los índices de crecimiento que veníamos observando en los últimos años.

Una encuesta de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa indica que el 63 por ciento de las Pymes del país asegura que sus ventas están cayendo.

“Si esta situación persiste en los próximos días, el 58 por ciento de los empresarios no podrá cumplir con sus obligaciones fiscales y financieras”, indica la encuesta.

La Asociación de Distribuidores de Energía Eléctrica de la República Argentina (ADEERA) también llamó la atención sobre la existencia de “dificultades que se vienen registrando en las operaciones del sector y que afectan la calidad de servicio, a raíz de los cortes de rutas en distintos puntos del país”. A través de un comunicado, la entidad puntualizó que “las 42 Distribuidoras asociadas a ADEERA manifiestan que las dificultades de tránsito por muchas rutas del país producen serios inconvenientes operativos”.

La presidenta de la Cámara Empresarial de Desarrollo Argentino y Países del Sudeste Asiático (CEDEAPSA), Yolanda Durán, indicó que “la mayoría de los supermercadistas chinos suspendieron a 30 por ciento de sus empleados por la falta de bienes de cambio para la venta”. Durán señaló además que “las pérdidas económicas no se pueden cuantificar hasta el momento ya que habrá que esperar al cierre del mes y la reposición del stock para calcular la variación de precios, lo cual llevará entre 30 y 60 días”.

Ayer, cuando faltaban pocas horas para que finalice el cuarto paro del campo, las cámaras de supermercadistas hicieron un balance: advirtieron por la profundización del desabastecimiento de alimentos en las góndolas.

En medio de ese clima, las entidades que agrupan a la industria alimenticia dieron una conferencia de prensa conjunta para pedir el levantamiento de los cortes y para advertir que, de mantenerse los bloqueos, la provisión de mercadería se verá seriamente afectada.

El temor se disipó por la noche con la liberación de los bloqueos en las rutas.


Comentarios


En la próxima semana se normalizaría el comercio