En medio de un escándalo la FIFA prevé la relección de Blatter

El dirigente suspendido, Jack Warner, reveló un correo en el que Jerome Valcke, secretario general, afirma que Qatar “compró” el Mundial 2022.




En vísperas del congreso del miércoles en que se prevé la relección de Joseph Blatter por otros cuatro años al frente de la FIFA, el ente rector del fútbol volvió a vivir hoy una jornada plagada de acusaciones de corrupción entre sus máximos dirigentes, en una escalada que parece no tener límite.

Un nuevo escándalo surgió hoy luego de que el secretario general de la entidad, el francés Jerome Valcke, confirmó haber escrito un e-mail privado en el que insinuaba que Qatar podría haber comprado la organización del Mundial 2022.

El e-mail de Valcke fue dado a conocer públicamente por el vicepresidente de la entidad, el triniteño Jack Warner, que el domingo fue suspendido temporalmente por la Comisión de Ética de la FIFA por sospecha de corrupción, al igual que el qatarí Mohamed bin Hammam, quien el pasado fin de semana retiró su candidatura a las elecciones del organismo.

Warner afirma que Valcke planteó en el e-mail que nunca comprendió por qué Bin Hammam se presentaba a la elección. Quizás Hammam crea, indicó Valcke en el correo electrónico, “que se puede comprar la FIFA del mismo modo que han comprado el Mundial”, según denunció el dirigente triniteño.

“Tienen que preguntarle a Jerome Valcke qué planea con todo esto”, respondió Bin Hammam. “Si yo he pagado dinero por Qatar habría que preguntar también a las otras 13 personas que votaron por Qatar”, aseguró el qatarí, de 62 años.

Warner y Bin Hammam fueron suspendidos provisionalmente el domingo por la comisión ética de la FIFA acusados de comprar votos durante un encuentro de la Unión Caribeña del Fútbol los días 10 y 11 de mayo de cara a la elección del miércoles en Zúrich. Bin Hammam niega todas las acusaciones.

“Estoy siendo castigado antes de ser encontrado culpable”, denunció Bin Hammam, quien asegura que todo es fruto de una conspiración de Valcke y Blatter para desacreditarlo justo antes de las elecciones.

Por su parte, Warner lanzó nuevas acusaciones contra Blatter y aseguró que el dirigente suizo de 75 años hizo llegar a la Confederación de Fútbol de Norte, Centroamérica y el Caribe (Concacaf) un “regalo” de un millón de dólares para emplear “a criterio propio”.

Asimismo, el vicepresidente de la FIFA acusó a la Comisión de Ética de “parcial” y sostuvo que todo el modo de actuar fue “una violación del procedimiento procesal”. Irritado Warner agregó: “Pronto voy a decir mucho más sobre esta cuestión”.

En tanto, Valcke, si bien admitió la existencia del e-mail, desmintió las acusaciones de corrupción en torno al mundial de Qatar.

“Cuando hice referencia a la Copa Mundial de la FIFA del 2022 en ese e-mail, lo que quise decir es que los vencedores utilizaron su fuerza financiera para realizar lobby. Fueron un candidato con un gran presupuesto y lo usaron para promover muy eficientemente su candidatura en todo el mundo”, explicó hoy Valcke en un comunicado.

“En ningún momento hice, o tuve la intención, de hacer ninguna referencia a ningún tipo de compra de votos o a un comportamiento no ético similar”, sostuvo el francés, quien remarcó que no hay ninguna investigación abierta en la FIFA respecto del mundial 2022.

El Comité organizador del Mundial de Qatar también rechazó hoy de plano las denuncias. “Desmentimos de modo categórico cualquier tipo de falso comportamiento en relación con nuestra exitosa candidatura”, indica un comunicado de los organizadores.

De todas formas, las reacciones de los ex competidores de Qatar no se hicieron esperar y hoy un senador australiano pidió a su gobierno que exija a la FIFA la devolución de los gastos hechos por el país en la candidatura para el Mundial de 2022.

El organismo rector del fútbol mundial debe reembolsar los 46 millones de dólares gastados por Australia, porque, según argumenta el senador Nick Xenophon, la candidatura nunca tuvo una oportunidad debido a las “corruptas estructuras en la FIFA”.

En tanto, Blatter admitió hoy en una conferencia de prensa en Zúrich que las denuncias de corrupción están provocando un gran daño en el ente rector del fútbol, aunque negó que el organismo esté en crisis y se limitó a hablar de “dificultades”.

“¿Crisis? ¿Qué es una crisis?”, responidó irónico el suizo durante una conferencia que generó protestas entre los periodistas por la negativa del suizo a responder algunas preguntas.

Consultado sobre las denuncias de corrupción en la adjudicación del mundial de Qatar, Blatter sostuvo que el comité ejecutivo no vio ningún problema. “No hay ninguna razón para que se deba repetir la votación del mundial 2022”.

Luego de la suspensión de su competidor Bin Hammam, Blatter se presentará este miércoles en Zúrich como el único candidato en las elecciones presidenciales de la FIFA.

Respecto de los pedidos por una postergación de la elección, el suizo indicó que eso sólo podría ser resuelto por el congreso de la FIFA que comienza este martes. Para eso se requiere modificar la orden del día con una mayoría de tres cuartos (sobre un total de 208 federaciones), explicó Blatter.

Las novedades en torno a la FIFA no terminaron ahí, ya que hoy se dio a conocer que el chino Zhang Jilong sustituirá al frente de la Confederación Asiática de Fútbol (AFC) a Bin Hammam luego de su suspensión, según anunció hoy el vicepresidente del fútbol asiático, Yusuf Al Serkal. Zhang es también vicejefe de la Federación China de Fútbol.

DPA


Comentarios


En medio de un escándalo la FIFA prevé la relección de Blatter