En medio del pedido de puntos de Deportivo Roca, Murúa se fue de Independiente de Neuquén

La dirigencia de Independiente le rescindió el contrato al entrenador por lo ocurrido. En principio se iba a quedar pese al descenso, pero los hechos del fin de semana apuraron su salida.



Archivo: Mauro Pérez.

Todo parecía una despedida positiva, con el 4-1 y el retiro de Orlando Porra, quien recibió el cariño de los hinchas.
Sin embargo, los coletazos por la mala inclusión de jugadores que Deportivo Roca protesta y podría salvarlo del descenso, ya se cobró su primera víctima.
Enojados con la situación, los directivos de Independiente de Neuquén resolvieron la salida del DT Luis Murúa, quien se había hecho cargo del error de poner a un futbolista expulsado.
Nadie puso excusas, porque no hay ninguna para poner. Hubo una tensa reunión el domingo por la noche entre la directiva y una parte del cuerpo técnico.


El lunes por la mañana, ambos pasaron por la escribanía y le pusieron el gancho a la rescisión.
Desde la directiva entendieron que no hay forma de justificar que se pase por alto una expulsión. ‘‘El reglamento es taxativo para estos casos. Por más que figure o no en el boletín oficial, la expulsión es una fecha como mínimo’’, deslizaron en el Rojo.
En un principio, la idea era que Luis Murúa continuara al menos hasta fin de año. Tras unas vacaciones en Madryn, el Pity volvería para seguir trabajando. En Independiente pretendían fortalecer con su presencia la liga local, mantener algunos futbolistas y encara el Regional Amateur de la mejor forma posible en 2020.
Sin embargo, esta situación y el alcance nacional de los hechos dejaron expuesto al entrenador, cuya salida se dio por decantación. Ahora no solo el nombre del club está en todos lados por un hecho desafortunado, sino que además deberá buscar un entrenador para los nuevos desafíos.


Comentarios


En medio del pedido de puntos de Deportivo Roca, Murúa se fue de Independiente de Neuquén