El gobierno anunció que a partir de octubre dejará de importar gas de Bolivia

Lo aseguraron funcionarios de la Secretaría de Energía de la Nación durante la audiencia pública en la que se debate el nuevo sistema de subsidios a la energía. Advirtieron que el objetivo sería "nunca más" importar más gas desde el vecino país.

Un anuncio que no se esperaba se coló en medio de la audiencia pública que ayer realizó la Secretaría de Energía de la Nación para presentar el nuevo sistema de subsidios. Y es que desde esa cartera se anunció que a partir de octubre Argentina dejará de importar gas natural desde Bolivia, poniendo así fin a un contrato que comenzó en 2006.

La novedad fue dada a conocer por el funcionario de la secretaría de Energía de la Nación, Fernando Solanet, quien detalló las fuentes de origen del gas natural que consume el país y también sus costos, para explicar la incidencia que los mismos tienen en la determinación del precio del gas en Punto de Ingreso al Sistema de Transporte (PIST).

«La importación de gas de Bolivia disminuirá a cero a partir de octubre, en principio, para nunca más volver», aseguró el funcionario en la audiencia pública.

Solanet presentó un archivo sobre las estimaciones del sistema de gas del país para este año. En el mismo, se señala tanto el gas proveniente de la producción nacional por medio del Plan Gas.Ar, pero también las importaciones previstas de GNL (gas natural licuado) por barco y las de Bolivia.

El esquema marca que, pese a la última adenda del contrato de importación entre la nacional Enarsa y Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) pone fin a los envíos el próximo 1 de julio, el gobierno ya prevé continuar con esas importaciones hasta el 30 de septiembre.

Esta extensión se debe a las demoras en las obras de la Reversión del Gasoducto Norte, que se había proyectado que esté listo en mayo, pero que aún no se finalizó la licitación en sí de los trabajos, estando pendiente la definición de la adjudicación de uno de los tres renglones en los que se dividen los trabajos.

El esquema previsto por Nación contempla los volúmenes de importación de Bolivia que se señalan en el gráfico anterior, estos son de 4,5 millones de metros cúbicos por día para julio, mes que como se marcó no estaba previsto en el fin del contrato.

También para agosto y septiembre se contempla la importación de 2,4 millones de metros cúbicos por día desde Bolivia, señalándose además que así como hasta julio el precio previsto es de 11,4 dólares por millón de BTU, para agosto y septiembre ese valor bajaría a 7,90 dólares por millón de BTU (valores altos si se toma en cuenta que el precio promedio del gas nacional es de 3,91 dólares).

El fin de la importación de gas de Bolivia y la Reversión del Gasoducto Norte implican que las 7 provincias del norte del país comenzarán a recibir el gas de la Cuenca Neuquina y Vaca Muerta, reemplazando así las importaciones, ya que hasta tanto las obras estén listas el gas de Neuquén solo llega hasta el centro del país.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios