La contratación de buques petroleros aumentó un 337% en lo que va del 2023

En lo que va del año se disparó el pedido de construcción de nuevos buques petroleros por el incremento en la demanda. Hubo más órdenes de compra que en todo el 2022.

El mercado petrolero tuvo un agitado primer semestre y en lo que va del año se registró un sustancial aumento interanual del 337% en la contratación de buques cargueros. Así lo confirmaron desde Bimco, una de las mayores asociaciones navieras a nivel internacional. 

Por este marcado incremento en la contratación es que la relación entre los buques petroleros existentes y los pedidos de construcción de nuevas embarcaciones aumentó del 5,4% en diciembre de 2022 a 9,3% en junio de 2023.  

Para junio de 2023, la contratación de petroleros de productos alcanzó los 8,9 millones de DWT, abreviatura usada para designar el peso total de la carga de los buques. «Esto significa que ya se ordenaron más camiones cisterna de productos en la primera mitad de 2023 que durante todo 2022″, expresaron desde Bimco.  

Si bien la contratación de barcos de segmentos MR (rango medio) y LR1 (rango grande 1) experimentó un crecimiento notable, fueron los barcos LR2 (rango grande 2) los que mostraron el aumento más significativo. «En lo que va de año se han contratado 5,6 millones DWT de barcos LR2, que se suman a una cartera de pedidos que ya equivale al 21,6% de la flota actual de LR2″, detallaron.

Desde el sitio de análisis del mercado marítimo también destacaron la contratación de diez barcos LR1 este año, ya que desde 2018 no se habían contratado barcos en este segmento. 

La flota de buques cisterna de productos se ha envejecido durante los últimos diez años, y el barco promedio tiene ahora casi 13 años. «El aumento de la contratación ayudará al sector a abordar la mayor demanda del mercado y podría ayudar a rejuvenecer la flota», señalaron.

La guerra en Ucrania y, en particular, la prohibición de la Unión Europea de los productos rusos derivados del petróleo provocaron un aumento en la demanda de buques petroleros. Esto resultó en un mayor volumen enviado y mayores distancias de navegación. También impulsó las tarifas de fletes y un aumento en la contratación de nuevos barcos. 

Los barcos contratados este año están programados para entregarse en 2025 y 2026. «Hasta entonces, el crecimiento de la oferta debería ser limitado y las tarifas de flete deberían verse afectadas principalmente por factores de demanda«, expresaron. 

Sin embargo, el repunte de la contratación este año podría comenzar a ralentizarse a medio plazo. La Agencia Internacional de Energía (AIE) estima que la demanda de petróleo podría alcanzar su punto máximo en 2028, lo que limitaría un mayor crecimiento de la flota. «La nueva contratación puede centrarse en reemplazar la flota envejecida y en reducir las emisiones«, cerraron.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios