La pelea por un área de Vaca Muerta, estuvo a un paso de ir a juicio

La firma Centaurus, la exMadalena, selló un acuerdo con la Fiscalía de Estado de Neuquén y eludió el litigio. Deberá pagar 6 millones de dólares por no haber realizado un pozo hacia la formación. La operadora había reclamado el derecho a recibir la concesión del bloque.




Podría decirse que el bloque de Vaca Muerta Curamhuele acumuló más páginas de reclamos y notificaciones jurídico administrativas que de exploración geológica en la búsqueda de petróleo. Y no es para menos ya que se trata de un área por la cual se estuvo a punto de ir a juicio ante un reclamo cruzado de inversiones no realizadas y derechos de concesión.

La historia de este bloque ubicado en el norte de Vaca Muerta, mucho más cerca de Rincón de los Sauces y Mendoza, que de la zona caliente de Añelo, comenzó en 2017 cuando la firma Madalena Energy, que luego pasó a llamarse Centaurus, formó una unión transitoria de empresas (UTE) con Gas y Petróleo del Neuquén (GyP), la firma del estado neuquino que administra las áreas.

Esa asociación buscaba la exploración del bloque pero el avance fue lento y por eso a principios del 2019 acordó una extensión del plazo de estudio.

Por decreto, Madalena o ahora Centaurus, tenía tiene para explorar hasta marzo de 2021 con la condición de realizar en ese plazo un pozo vertical con destino tanto a Vaca Muerta como a la formación Agrio.

Los plazos para la realización de ese pozo clave estaban marcados en el decreto: para enero de 2020 el pozo debía estar completado hacia Vaca Muerta.

El dato

16
millones de dólares es lo que reclamaba la provincia de Neuquén a la operadora por no haber realizado el pozo comprometido.

Pero eso no ocurrió y la historia de expedientes y reclamos arranca el 31 de marzo del año pasado cuando el ministerio de Energía de Neuquén declara “el incumplimiento grave de compromisos asumidos por 3230 unidades técnicas” e intima a la exMadalena al pago de 16.150.000 dólares, que era la suma fijada en el seguro de caución.

Desde la petrolera no se accedió al reclamo, por lo cual la provincia de Neuquén intimó entonces a las aseguradoras Galeno y Gestión Compañía Argentina a pagar 4.037.500 dólares en 4 días y los restantes 12.112.500 bajo amenaza de ejecución de la garantía.

Mientras las aseguradoras se negaron a pagar hasta tanto la decisión del incumplimiento del decreto no quede en firme, desde la exMadalena se emprendió la contraofensiva.

La petrolera interpuso un recurso administrativo por medio del cual plantearon cinco excusas por las cuales no lograron realizar el pozo comprometido: la primera fue la demora en la publicación del decreto de extensión del plazo exploratorio; la segunda el impacto del congelamiento del precio del petróleo y el cepo que se aplicó en agosto de 2019; la tercera la falta de pronunciamiento de la provincia a los permisos para hacer la perforación; la cuarta la razón de fuerza mayor por la pandemia y la quinta la inestabilidad sin precedentes del negocio petrolero que generó la pandemia.

Pero como buena contraofensiva, desde la exMadalena se plantearon dos ejes clave: por un lado que el costo de un pozo a valores actuales ya no es de 16 millones de dólares como se había estimado, sino de 6.995.545 dólares.

Y lo más destacado, fue la que la firma aseguró que realizó inversiones en el bloque por 30 millones de dólares, que solicitó con ello la declaración de comercialidad y que por consiguiente le correspondía el otorgamiento de la concesión del área.

Esa presentación fue rechazada por la cartera de Energía, ante lo cual la firma apeló en un recurso jerárquico al gobernador.

Y fue entones que desde Gas y Petróleo se informó que el 18 de marzo del año pasado se había declarado extinta la UTE con la exMadalena y se la había intimado por carta documento a completar las inversiones comprometidas, a la vez que en un guiño de solucionar el litigio se cotizó el pozo pendiente en 9 millones de dólares.


El acuerdo


El conflicto finalmente llegó a un acuerdo el 19 de octubre pasado, esta vez con la Fiscalía de Estado de Neuquén.

El pacto marca que la exMadalena deberá pagar a la provincia de Neuquén 6 millones de dólares por el pozo no realizado, renunciar a los derechos a litigar incluyendo en ello el reclamo por la concesión del bloque y, si cumple con el pago, se habilitará la cesión de su participación que la firma había acordado con Pan American Energy (PAE) por otro bloque de Vaca Muerta.

El decreto firmado por el ministro de Energía Alejandro Monteiro y el gobernador Omar Gutiérrez, avalando este acuerdo con Fiscalía, le da a la operadora plazo para cancelar el pago pendiente hasta el próximo lunes 24, ya que plantea que así como el acuerdo permitirá a la empresa sellar la venta de sus activos a PAE y poder pagar a sus proveedores, también marca un ingreso para las arcas neuquinas y el rápido retorno del área a GyP para que busque otro socio, con el que se espera que esta vez, la suerte sea distinta.


Comentarios


Logo Rio Negro
La pelea por un área de Vaca Muerta, estuvo a un paso de ir a juicio