La producción petrolera de Venezuela volverá a caer por las sanciones de Estados Unidos

Se espera que la producción petrolera venezolana disminuya si Estados Unidos cumple con las amenazas de restablecer sanciones. El país se encuentra en su nivel más alto en cuatro años.

Se espera que la producción petrolera venezolana, que se encuentra en su nivel más alto en cuatro años, baje rápido si Estados Unidos cumple con su amenaza de restablecer sanciones. La producción se situó en 876.000 barriles por día en diciembre, la más alta desde que el país norteamericano impuso sanciones a principios de 2019.

La administración Biden dijo el martes que el alivio de las sanciones al sector de petróleo y gas de Venezuela expirará el 18 de abril, a menos que el gobierno lleve a cabo elecciones presidenciales «libres y justas», expresaron.

«A falta de avances entre Maduro y sus representantes y la opositora Plataforma Unitaria, Estados Unidos no renovará la licencia cuando expire el 18 de abril», expresó el Departamento de Estado. El organismo se refiere a la licencia general 44, que alivia la operación de las empresas petroleras de Venezuela.

«Venezuela está preparada para cualquier circunstancia», expresó el ministro de Petróleo, Pedro Tellechea, en un evento gubernamental en Caracas. «Encontrarán una industria poderosa y preparada para afrontar cualquier situación«, aseguró en una conferencia de prensa.

No está claro si Estados Unidos restablecería una prohibición total o permitiría a la petrolera Chevron mantener operaciones limitadas en Venezuela, pero se estima que la producción podría caer a 600.000 o 700.000 barriles por día (bpd) en pocos meses, según dijo el director de riesgo geopolítico de Asesores de energía Rapidan, Fernando Ferreira.

«Es demasiado prematuro estimar lo que va a pasar, pero si yo fuera un comprador de crudo venezolano me abastecería antes del 18 de abril», expresó Ferreira. Desde la flexibilización de las sanciones en 2022, Chevron aumentó producción y vendiendo petróleo venezolano a refinerías estadounidenses, incluidas Valero Energy, PBF Energy y Phillips 66.

El alivio permitió a Venezuela reanudar los intercambios de petróleo y las ventas directas a refinerías en India y Europa. También habilitó a la compañía importar diluyentes de Estados Unidos. Las importaciones de diluyentes, utilizados para impulsar la producción de petróleo, aumentaron a cuatro cargamentos en enero, el nivel más alto en más de tres años.

La renovación de la aplicación de sanciones podría motivar el regreso de empresas poco conocidas que ya habían planeado ayudar a Venezuela a seguir exportando petróleo, la fuente de más del 90% de los ingresos del país.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios