Las importaciones de energía podrían superar los US$ 12.000 millones

Una estimación advierte que el sector energético podría mostrar un rojo de millonario en la balanza comercial en 2022. Las exportaciones de petróleo compensarán gran parte de la balanza comercial.




Argentina podría alcanzar una marca histórica en términos de importación de energía este año y según estimaciones del sector podrían superar los 12.000 millones de dólares. Los altísimos precios del gas natural licuado (GNL) representarán un 35% del total y la balanza comercial podría cerrar el año con un rojo de casi 5.000 millones de dólares.

Se trata de un escenario altamente gravoso para las ajustadas cuentas del país, que en paralelo deberá enfrentarse a más presiones externas como el acuerdo del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Los datos y proyecciones fueron presentadas en un informe especial por la consultora en temas energéticos que lidera Nicolás Arceo, Economía y Energía (E&E).

Acorde a los números que estimaron desde la consultora, se prevén importaciones energéticas por unos 12.503 millones de dólares y exportaciones por un aproximado de 7.592 millones de dólares. Esto se traduciría en un déficit en la balanza comercial del orden de unos 4.911 millones de dólares.

En números

US$ 4.911
millones sería el déficit en la balanza comercial aproximado, de mantenerse las tendencias actuales.

«La volátil coyuntura internacional dificulta una estimación precisa del resultado de la balanza comercial durante 2022», advierten desde la consultora. «Por lo tanto, la presente estimación debe ser considerada solo como una aproximación a las tendencias que se verifican en términos de volúmenes y de precios».

El aumento de la demanda doméstica, la crisis hídrica, las restricciones de transporte de gas desde la Cuenca Neuquina y la insuficiente recuperación de la producción de gas natural en el resto, con caídas sostenidas del convencional, son algunos de los efectos que complicaron el escenario el año pasado y que comprometen el abastecimiento este año, según plantearon desde la consultora.

En números

35%
del total de las importaciones del sector que se realizarían este año serían de Gas Natural Licuado.

Pero esto no es todo, y es que además de los problemas internos, el contexto internacional de fuerte incremento en los precios de los hidrocarburos en la pospandemia, sumado al efecto negativo del conflicto en Ucrania, agudizaron aún más la situación.

«El aumento en las cantidades y en los precios de importación determinarán seguramente un incremento sustantivo en el valor de las importaciones energéticas durante 2022, en línea con los máximos históricos registrados entre los años 2013 y 2014 (US$ 12.400 millones)«, señalaron desde la consultora. El único aire que se podría ver este año, respecto al período mencionado, sería de la mano de las mayores exportaciones de petróleo.


El detalle de las importaciones y exportaciones


Según las estimaciones para este año, la mayor porción de los US$ 12.500 millones en importaciones de energía para este año, un 80%, se concentrarán entre las compras de Gasoil, GNL y Gas Natural. Lo que deja un 20% restante que se reparte entre las de Gasolinas, Carbón, Lubricantes, y resto.

En números

US$ 4.027
millones serían los ingresos que se registrarían durante este año por las exportaciones de petróleo.

En detalle, se proyectaron importaciones de gasoil por un valor de US$ 4.623 millones (37%); de GNL por unos US$ 4.413 millones (35%) y de gas natural por otros US$ 1.056 millones (8%).

Por su parte, el grueso de las exportaciones (US$ 7.592 millones) proyectadas para el sector serán apalancadas en un 53% por los envíos al exterior de petróleo, impulsados por los desarrollos de Vaca Muerta. El restante 47% se reparte en exportaciones de bunker, GLP, nafta virgen, coque, gas natural, y resto.


Comentarios


Logo Rio Negro
Las importaciones de energía podrían superar los US$ 12.000 millones