Nación prevé terminar el gasoducto Néstor Kirchner el Día de la Bandera

La fecha fijada para el “apto a funcionar” es el 20 de junio del año que viene. Más allá de coincidir con un festejo patrio, representa que se llegaría recién con la línea a mediados del invierno




Energía Argentina (Enarsa) fijó el día en el que el gasoducto Néstor Kirchner debería estar listo para comenzar a funcionar. La fecha determinada es, nada más y nada menos, que el próximo 20 de junio, el Día de la Bandera, una efeméride patria pero que implica un problema de cara al aprovisionamiento del próximo invierno.

La fecha determinada como Apto Para Funcionar (APF) fue fijada en las recientes circulares que el organismo encargado de la licitación y futura operación del gasoducto emitió en el contexto de la licitación para la construcción civil de la línea que en esta primera etapa conectará Tratayén, en la zona de Vaca Muerta, con Salliqueló, en la provincia de Buenos Aires.

Según los documentos, las empresas que finalmente ganen la licitación de la obra deberán completar los trabajos para que la línea esté en condiciones de comenzar a transportar gas, a más tardar, en el próximo Día de la Bandera.

Es que desde Enarsa se previó una serie de incentivos económicos para las firmas que logren adelantar los plazos de entrega, según detalló el sitio Desarrollo Energético.

Estos “premios”, según catalogó Enarsa, consisten en el pago de un adicional del 0,05% por cada día adelantado sobre el monto del presupuesto oficial para el ítem correspondiente para la obra del gasoducto troncal y del 0,025% par el tramo Mercedes – Cardales. En ambos casos con un tope máximo del 10% del valor total presupuestado.

En números

563
kilómetros es la extensión del caño que unirá las localidades de Tratayén con Salliqueló.

Estos incentivos para que las firmes busquen pisar el acelerador no son casuales. Es que más allá de lo rimbombante de la fecha de puesta en marcha prevista, que el gasoducto entre en operaciones el 20 de junio implica prácticamente que se pasará medio invierno sin esa línea.

Aquí es necesario realizar una aclaración entre la fecha que marca un almanaque para el inicio del invierno y cómo funciona el mercado del gas natural en el país.

En términos de calendario, se considera que el 21 de junio de cada año comienza el invierno, por lo que podría decirse incluso que el gasoducto está previsto que esté en marcha el día anterior. Pero en la práctica no es así.

En el mercado del gas, lo que marca el inicio del invierno son sencillamente las bajas temperaturas y es por esto que históricamente se toma como fecha de inicio del “invierno del gas” al 1° de mayo.

Esto puede verificarse en los planes de incentivos a la producción de gas y en los plazos de exportación habilitados por el gobierno en los últimos años, que precisamente fijan el inicio del período de mayor demanda de gas y por ende del cierre del grifo exportador en el primer día de mayo.

De esta forma, la patria fecha determinada por Enarsa para la puesta en marcha del gasoducto en realidad llega a nada menos que 51 días de iniciado el invierno del gas, y con él el período de mayor demanda.

Desde la secretaría de Energía de la Nación se había indicado que se buscaba que el gasoducto esté operativo en mayo del año entrante, en coincidencia con la mayor demanda ya que la línea permitirá ampliar la producción de Vaca Muerta y reducir importaciones.

Con los atrasos experimentados hasta la fecha en las licitaciones y a las que se sumó la polémica generada por los dichos del ahora exministro Matías Kulfas, el plazo fijado por Enarsa implicará que inevitablemente en esos 51 días habrá que importar más gas.

De acuerdo a los cálculos elaborados por los consultores especializados del sector, cada día de demora en la puesta en marcha del gasoducto Néstor Kirchner implicará la necesidad de reemplazar los 11 millones de metros cúbicos diarios de gas que transportará por energía importada.

Y, a los valores actual -que incluso podrían dispararse como se vio en este mes- marcan que cada día tendrá un costo de 10 millones de dólares en importación, llevando así a un total de unos 500 millones de dólares en importaciones para el año que viene que se podrían haber evitado si el gasoducto estuviera operativo desde el primer día del invierno del gas.

Pero, como se mencionó, junto a la intensión de Enarsa de que las empresas que resulten adjudicatarias de las obras aceleren los plazos de entregas, también hay nubarrones en el horizonte de la obra que podrían demorarla aún más como es el caso de la fecha de entrega de las chapas para el armado de los caños y, en una vereda totalmente opuesta, el reclamo abierto por las comunidades mapuches de Neuquén para llevar los trabajos a una consulta previa.

Mientras tanto en los próximos días se realizarán las audiencias públicas en dos provincias para evaluar el impacto ambiental del tendido de la línea por la que se espera que recién a fines de agosto se determine cuáles de las cinco empresas que participan de la licitación serán las que tendrán a su cargo la construcción de esta línea clave para el país.

Escuchá la columna semanal de Victoria Terzaghi en «Vos a Diario» por RN RADIO:

Sintonizá RN RADIO. Escuchanos por FM 90.9 desde Neuquén, por FM 105.7 desde Roca, por rionegro.com.ar/radio o por nuestra App.


Comentarios


Logo Rio Negro
Nación prevé terminar el gasoducto Néstor Kirchner el Día de la Bandera