Nasa recibió ofertas por más de US$ 90 millones para extender la vida de Atucha I

La firma operadora de las centrales nucleares del país cerró con éxito el segundo tramo de fideicomiso financiero que lanzó. Es para costear dos proyectos clave.

La compañía operadora de las centrales nucleares del país, Nucleoelectrica Argentina (Nasa) recibió ofertas por más de 90 millones de dólares en el segundo tramo del fideicomiso financiero que realizó ayer. El objetivo es utilizar los fondos para extender la vida útil de la central nuclear Atucha I y para emplazar obras complementarias.

Según informaron de manera oficial, la empresa recibió ofertas por 93 millones de dólares, un 16% más de las expectativas que tenían para este tramo del Fideicomiso Financiero Solidario de Infraestructura Pública NASA IV.

La primera parte se hizo en enero, tuvo un rotundo éxito y se consiguieron más de 30 millones de dólares. A diferencia del anterior, este tramo estuvo abierto únicamente para inversiones calificados.

Entre las obras que permitirán extender la vida útil de la central por 20 años, se destaca la construcción del segundo almacenamiento en seco de elementos combustibles gastados del Sitio Atucha.

«La ejecución de estos proyectos permitirá mantener la participación nuclear en la matriz energética argentina y asegurará la generación de energía limpia y confiable para un millón de personas por 20 años», indicaron desde la firma.

En números

20 años
más podrá operar la central nuclear cuando terminen los trabajos planeados.

La tareas se realizarán entre 2024 y 2027 y permitirán la generación de empleo de hasta 2.000 puestos de trabajo directo. Destacaron que se brindarán oportunidades para el desarrollo de proveedores nacionales e incrementarán las capacidades tecnológicas e industriales del país con la potencialidad de ser exportables en un futuro cercano.

«Los proyectos contribuirán a alcanzar el objetivo ambiental de descarbonización de la atmósfera, dado que las centrales nucleares permiten generar grandes cantidades de energía de manera continua y sin emisiones de gases de efecto invernadero en su proceso productivo», subrayaron.

La estructuración del fideicomiso contó con la participación de BICE Fideicomisos S.A. como agente fiduciario financiero, del estudio Tanoria Cassagne Abogados como asesores legales de la transacción, de FIX SCR S.A. como agencia de calificación de riesgo y sostenibilidad; y del Banco de la Provincia de Buenos Aires, Macro Securities S.A.U, Banco Galicia, Banco de Valores, Grupo SBS y Cohen como colocadores de la transacción.

El fideicomiso se encuentra respaldado por el contrato de remuneración que Nucleoeléctrica mantiene con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) por la venta de la energía generada.


Cómo serán los trabajos


El primer ciclo de operación de Atucha I terminará el año que viene y con el reacondicionamiento pautado se podrán sumar otros 20 años de operación.

La parada de planta tendrá una duración de unos 30 meses y se ejecutará entre el 2024 y el 2026. Las tareas a emplearse permitirán la creación de unos 2.000 puestos de trabajo.

La operación continua de las centrales nucleares requiere aumentar la capacidad de almacenamiento de elementos combustibles gastados, para lo cual se planifica la construcción de un nuevo repositorio. La obra iniciará en 2023 y finalizará en 2026.

Desde NASA destacaron que el desarrollo de la ingeniería completa del proyecto es 100% argentina y el 90% de los bienes y servicios serán de procedencia nacional.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios