OPEP: Arabia Saudita sumó un nuevo recorte voluntario en su producción de petróleo

El recorte de Arabia Saudita será de un millón de barriles de producción por única vez en julio. Su producción llegará al nivel más bajo años después de la caída en los precios durante la pandemia por Coronavirus.

Arabia Saudita, miembro de la Organización de los Países Exportadores de Petróleo y aliados (OPEP+) hará un recorte adicional de su producción de petróleo. Será de 1 millón de barriles por día (MMbpd) en julio por única vez, lo que llevará su producción al nivel más bajo años después de la caída en los precios del crudo durante la pandemia por Coronavirus. Los precios del petróleo subieron hoy.

La decisión de uno de los miembros más importante de la OPEP implicó dar lugar a dos actores clave: Rusia, que no se comprometió a reducir aún más la producción, y los Emiratos Árabes Unidos, que aseguró una cuota de producción más alta para 2024.

El ministro de Energía de Arabia Saudita, el príncipe Abdulaziz bin Salman, subrayó que hará «todo lo que sea necesario para traer estabilidad a este mercado”. En la actualidad, los precios del petróleo han bajado por una perspectiva económica débil, en especial China.

El resto del grupo de 23 naciones no ofreció ninguna acción adicional para reforzar el mercado actual, pero se comprometió a mantener sus recortes existentes hasta finales de 2024.

Arabia Saudita apuesta a un nuevo recorte después de que la ronda anterior de restricciones, acordada hace dos meses, no lograra un repunte sostenido de los precios. La OPEP había anunciado una reducción de la producción de unos 1,6 MMbpd a principios de abril, pero la incertidumbre en la economía china afectó a los futuros del petróleo, que cayeron un 11% en Nueva York en mayo.

El West Texas Intermediate (WTI), precio de referencia, subió casi un 5% a principios de la sesión del lunes antes de recortar algunas ganancias para cotizar por encima de los 73 dólares el barril. Por otra parte, el referencial mundial Brent subió a 78 dólares el barril.

El recorte de producción adicional del próximo mes podría extenderse, pero los saudíes mantendrán el mercado «en suspenso» sobre si esto sucederá, indicó el príncipe Abdulaziz. El ministro ha tratado de disuadir a los especuladores bajistas, advirtiéndoles que «tengan cuidado» en la preparación para la reunión del domingo.

“A corto plazo, los precios del crudo dependerán en gran medida de una prueba de voluntad”, expresó Bob McNally, presidente de la consultora Rapidan Energy Group y exfuncionario de la Casa Blanca. Será una batalla “entre Arabia Saudita, que busca la estabilidad, y los comerciantes de papel bajistas”, marcó.

Se pronostica que la demanda mundial de petróleo alcanzará un récord este año, pero los recortes adicionales anunciados el domingo llevarán la producción saudí a alrededor de 9 MMbpd en julio, el nivel más bajo desde junio de 2021. En ese entonces, la producción aún se estaba recuperando de los valores mínimos que alcanzó en la pandemia por Coronavirus

Durante las conversaciones de la OPEP el fin de semana, Emiratos Árabes Unidos obtuvo un aumento en su límite de producción para el próximo año a expensas de algunos miembros africanos, a los que se les pidió que renunciaran a parte de sus cuotas no utilizadas. El ministro de Energía, Suhail Al Mazrouei, agradeció a sus colegas por el aumento y expresó la lealtad del país al cártel.

Siempre apoyaremos a la OPEP y siempre permaneceremos juntos”, subrayó Al Mazrouei. Fue una declaración importante de un país que en al menos una ocasión anterior amenazó con abandonar el grupo si no conseguía una cuota más alta.

Rusia, el segundo mayor productor de OPEP+, no estaba obligada a realizar recortes adicionales este año, pero como otros miembros, extendió sus restricciones existentes en 12 meses hasta fines de 2024. El país ha estado compitiendo cada vez más con sus aliados de la OPEP de Medio Oriente en mercados asiáticos desde que Europa prohibió la mayoría de las importaciones de su petróleo.

El anuncio del acuerdo de la OPEP se retrasó varias horas mientras los ministros discutían los detalles. El punto más polémico fue la revisión de las líneas de base contra las que se miden los recortes de producción de varias naciones. 

Las naciones africana, Angola y Nigeria, que han tenido problemas para cumplir con sus objetivos de producción casi desde que se introdujeron hace tres años, fueron las que más se resistieron, según adelantaron los delegados.

En la actualidad, aunque los países no pueden utilizar plenamente sus cuotas de producción, no estaban dispuestos a renunciar a ellas, dijeron los delegados. Varios de ellos están buscando nuevas inversiones para impulsar la producción en los próximos años y una cuota de producción restrictiva de la OPEP podría limitar su atractivo para los inversores extranjeros.

Las conversaciones se prolongaron durante la noche en hoteles de Viena el sábado y continuaron en la sede de la OPEP el domingo. Al final, se resolvió y los países africanos acordaron reducir los límites de producción, sujeto a una revisión independiente de sus capacidades de producción.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora